lunes, 21 de diciembre de 2009

O MORAL O INHUMANO.

Mientras se aprueba en primera instancia la legalización del aborto y, por tanto, la legalización del homicidio, aduciendo para ello las razones más peregrinas y los sentimentalismos más rastreros —eso sí, usando para ello las palabras más nobles—, suelen mentarse las cuestiones de la moralidad, la de la objetividad y otras muchas cosas que no acaban de entender muy bien o, más bien, mal.

Quienes están a favor del homicidio —que siempre ponen por delante el respeto a la libertad de los que matan, con toda la lógica— achacan siempre, a los que nos oponemos a la libertad de asesinar, que estamos influidos gravemente por ciertas actitudes morales y que, en semejante debate —es terrorífico que lo haya—, no deben entrar actitudes morales y, mucho menos, actitudes morales cristianas; como si hubiese alguna moralidad o ética verdaderas que no sean cristianas y puedan llamarse así, con la venia de la superioridad intelectual más peregrina que tanto impera, de ese modo.

Es un horror que, el ser humano, ya no cuente en absoluto para toda esa gente. Para ellos vale más un lince, un oso chino, o de los hielos, o cualquier criatura inferior que siempre será superior a cualquier persona o —como ya se trasluce de la diáfana claridad que conceden y reparten sus meninges—, sujeto contaminante y que estorba una enormidad a las ansias conservacionistas y de purificación de quienes mandan en esto, que no son otros que los progres o "decididores" de quienes son dignos de conservar la vida. Aproximadamente les sobran unos mil millones de seres humanos. Ni un solo lince, ballena, oso polar o progre les sobra, lo que dice mucho de cuáles son las razas superiores y de cómo se sabe que lo son. Independientemente de que yo recomiende aquí, encarecidamente, el respeto al medio ambiente --que hago por amor a la naturaleza, pero, sobre todo, por el propio bien del ser humano--, no hay nada que pueda tener el valor de un ser humano en ningún ambiente, ni siquiera el medio ambiente, porque no creo ni de broma que el hombre sea incompatible con el medio ambiente incluido el más puro y virgen.

Estos intelectuales se han quedado en la primigenia definición de ser humano que está muy bien para uso de la arqueología: ser racional. Es decir, que lo que nos diferencia del resto de los seres vivos es nuestra capacidad para pensar y construir cosas y estructuras que con el tiempo pueden rastrearse, o sea, nuestra inteligencia. Pero he aquí que, el ecorrojismo, acabó encontrando un nuevo argumento para igualar o, en general, rebajar la dignidad humana: el hecho de que los animales, bien que en grado mucho menor, también poseían inteligencia. Para el ecorrojismo las diferencias del ser humano con el resto de los animales habían quedado abolidas y, en caso de tener que elegir, siempre era mejor elección la de un animal en peligro de extinción que la de una persona, siempre y cuando no fuesen ellos los que anduvieran implicados en semejante elección.

Creo sinceramente que este argumento, el de la racionalidad, sólo sirve para justificar lo injustificable porque, si en algún punto coinciden chimpancés, delfines y seres humanos al hablar de inteligencia, no es menos cierto que la diferencia cualitativa y cuantitativa es tal que considerar inteligencia lo animal es más bien sacar las cosas de su contexto. En cualquier caso, si lo concedemos y optamos por despojarnos de la dignidad humana que tanto propugnan los ecorrojistas, no podemos conceder al resto de las especies la capacidad de obrar moralmente, ni siquiera en grado ínfimo, ni siquiera por imitación.

Ese es el quid de la cuestión: lo estrictamente humano es su capacidad de obrar moralmente. Se puede obrar moralmente al seguir el código de las buenas costumbres, del Derecho Natural, de la Revelación o directamente rechazar todo esto y optar por la oposición a la moral, es decir, la inmoralidad. El tiempo en el que vivimos ha dado en que veamos la aparición atroz, como jamás había ocurrido hasta ahora, de la amoralidad en una proporción desconocida.

Si el obrar moral o inmoralmente (hay quien evidentemente ha decidido hacerlo desde el principio) es una capacidad estrictamente humana, la amoralidad es el mayor intento de deshumanización que pueda hacerse y no va ya en el sentido de animalizar al ser humano sino de cosificarlo, de objetivarlo, de sacarlo de sí mismo. En realidad es la religión del Anticristo. Hay quien duda de la existencia del Diablo, los hay tan idiotas que no quieren que exista porque les causa miedo, por eso no creen en él. Es terrible que eso esté ocurriendo precisamente cuando cada vez se embosca menos.

La amoralidad la ejercen las piedras, los yerbajos, las amebas y, desde ahí, hasta los primates superiores pasando por la lombriz de tierra y la mula Francis. Si para hablar del aborto —o de cualquier otro tema— hay que prescindir de criterios morales, nuestras palabras sirven igual que las de un papagayo —véase Zapatero y, en general, la progresía—, nuestras leyes menos que el nido de un gorrión. Si esto es así, Hitler Stalin, Mao, Castro, Pol Pot… tenían razón, toda la razón. Lo peor es que algunos ya se la están dando.

¡Oh, tempora; oh, mores!

domingo, 13 de diciembre de 2009

NACIONALISMO Y CATOLICIDAD

Estos días se habla profusamente del voto afirmativo del PNV a la pretensión progre de legalizar el homicidio. No sé, desde luego, cómo, toda la gente que sabemos de la simpatía y apoyo a los separatistas asesinos, nos sorprendemos de esto. Yo pensaba que apoyaban a los etarras por su separatismo, pero resulta que no, que lo que más les gusta a los colectivistas es otra cosa. Así que no es casual que participaran aliados con el Frente Popular (la URSS) en la Guerra Civil y que poseyeran checas —todos sabemos para que servían las checas. Cierto es que cuando le vieron las orejas al lobo traicionaron al Frente Popular. 

Una de las cosas que más revientan es que se ponga de manifiesto siempre, al hablar del PNV, su tradición católica, confesional… Bien, vale, de acuerdo, mera palabrería. Creo que ha llegado el momento de los argumentos sencillos, sin complicaciones, de dejar de embrollar las cosas y emitir preguntas personales a cuestiones colectivas o viceversa: nacionalismo es, por definición, lo contrario de catolicismo. Catolicismo significa universal y proviene del griego. En su sentido literal significa “el que se queda con todo”. Si de ese todo sólo elegimos una parte nos empobrecemos y, de esa elección empobrecedora, proviene la herejía. Hereje, también proviene del griego y significa, literalmente, el que elige.

No existe, sin duda, una Iglesia española o francesa, y menos una iglesia vasca, riojana, bilbaína, irunesa o del duranguesado. Lo propio del nacionalismo es el victimismo al mismo tiempo que el ejercicio de un atroz complejo de superioridad que, comúnmente, se llama racismo. Un nacionalista siempre pensará que la basura de su casa es infinitamente mejor —mucho más nutritiva y sabrosa—  que la confitura del vecino. Catolicismo y nacionalismo son incompatibles, vuelvo a repetir y cuando, entre uno y otro puede surgir cierto conflicto, el nacionalista, siempre es nacionalista y en absoluto católico. Véase lo que ocurre cuando surge la contradicción más cruda y evidente. En ese momento podemos ver cuál es el verdadero rostro del nacionalista. Es más, cualquier nacionalismo funciona siempre de la misma forma, ahí está Durán y Lérida.

sábado, 5 de diciembre de 2009

LA RED Y LA LIBERTAD.

Andamos estos días con el sempiterno intento izquierdoso colectivista de imponer la censura que es propio de todo colectivismo nacionalsocialista, o progre a secas, que se precie. Ya lo intentó Montilla desde el Ministerio de Industria y, por supuesto, los colectivistas de las diversas porcioncillas nación. La red, para ellos es un peligro evidente, algo, en cierto modo, incontrolable y que, por tanto, los saca de quicio. La búsqueda de cualquier excusa para la censura se convierte, así, en el empeño primordial de quienes, al final, no tienen otro programa que el control, asalto y mantenimiento del poder, la esclavización de la sociedad mediante la desaparición de la ciudadanía y el control económico mediante la promulgación de naderías legislativas mientras se apela al sentimentalismo más bobo y rastrero.

La censura es un elemento imprescindible para que todo este estado de cosas se estabilice. Está claro que esto es leninismo puro y descarado, pero dada la gran desinformación que existe no tiene ninguna importancia y, aunque la gente tuviera esa información, les daría igual, el PSOE no va a renunciar a su programa máximo porque haya que respetar la libertad. Para ellos la libertad no existe porque no existe la verdad. Y si eso es así, es el poder el que justifica y legitima todo, así que a por él a costa de lo que sea y de quien sea.

Debemos darnos cuenta de esto porque, aunque muchos socialistas no podrían dar cuenta de ello, pues no saben articularlo, es algo casi grabado en sus genes, en su subconsciente. La censura es lo propio de ellos y basta nombrar el CAC en Cataluña y el intento de imponerlo en toda España, la persecución a muchos medios de comunicación hasta llegar a su cierre, las listas negras de periodistas…

Y eso, ahora con Zapatero y con Felipe, pero nada más apropiarse de la IIª República —hay que recordar que la trajo la derecha— promulgaron una Constitución contra la mayoría de los españoles y lo segundo que hicieron fue cerrar 11 periódicos que no les gustaban, también se dedicaron a quemar iglesias y conventos con ingentes cantidades de obras de arte, bibliotecas… Ahora también destruyen archivos y museos vía decretos estúpidos y cuasi incendiarios. Siempre hacen lo mismo.

Los que estos días andamos preocupados por los intentos de censura del gobierno no debemos despistarnos ocupados en los pequeños detalles. La SGAE es una mera excusa aunque sea un buen instrumento para el logro de sus pretensiones, pero en el mismo sentido va lo de los crucifijos, aunque más grave, porque es la prohibición pura y dura y sin el subterfugios de la defensa de derechos de autor. Lo más grave, y atentos a ello, es la futura ley de Libertad Religiosa. Van de cabeza a meter en la cárcel a todo el que discrepe y diga lo que no debe. La promulgación de esa ley, si lo consiguen, va directamente a cargarse la RED, pues la Libertad Religiosa es la madre de la Libertad de Expresión. Esa ley va directamente contra el catolicismo, el cristianismo… no contra otras religiones a las que utiliza como ariete contra los cristianos. En el cristianismo es la libertad de creencia la que lleva a la elaboración de un pensamiento, de una argumentación, de unas ideas que, luego, se expresan o no según la voluntad y libertad de cada uno. La ley de Libertad Religiosa no va, en realidad, contra la creencia, va contra la Libertad de Expresión, contra la libertad de expresar lo que se piensa. He aquí cómo una ley engañosa en sus concreciones va contra la libertad en general, contra la libertad primigenia.

Lo más curioso es que siempre tenga que ser el cristianismo el que se tenga que enfrentar a estas cosas y ser, desde sus presupuestos, desde donde continuamente vienen a salvarse las sociedades civiles. Las democracias más avanzadas y respetuosas de la libertad y del ser humano no son otra cosa que el producto de un proceso histórico de comprensión de lo cristiano, por supuesto que dicha comprensión está siempre en vías de perfeccionamiento. Los ataques más feroces a esas democracias provienen, curiosamente y con toda la lógica, de las herejías cristianas: pelagianismo, judaizantes, islam, enciclopedismo, revolucionarismo, marxismo y nazismo, fascismo —que proviene del socialismo—, ateísmo, agnosticismo, protestantismo, progresismo, liberalismo cartesiano, individualismo…

¡Ah, y el PP, mirando las musarañas, hablando sólo de una crisis que todo el mundo está sufriendo ya!

jueves, 3 de diciembre de 2009

CRUCIFIJOS



Cierto que, bien aconsejado por el diablo, el hombre se las tuvo tiesas con Dios durante el siglo XX. Todas las barbaridades de ese siglo, inspiradas en las teorías heréticas de los enciclopedistas del siglo XVIII y que fueron tamizadas, sutilizadas y finalmente aplicadas por todos los bárbaros del XIX y XX, eran cosa no tan del diablo como del hombre. Durante casi todo ese tiempo, el diablo, estuvo cómodamente sentado y encantado de la vida. Casi todas esas barbaridades son sólo una muestra de lo lejos que puede llegar el hombre por sí solo, enfrentándose a Dios, mordiendo la manzana del paraíso que le daba el conocimiento del bien y del mal. El diablo solamente nos había mostrado la manzana y nos había dicho: "¡Vosotros podéis!

En las últimas décadas del XX se vio con claridad que todo ese entramado de ideas, ideologías e ideuchas eran un bluf, un fracaso intelectual cuyos frutos habían sido terribles. El diablo lo vio venir con claridad cuando en el sesenta y ocho pudo comprobar la enorme debilidad de esos presupuestos y sus últimos estertores. En 1989 caía todo ese edificio, exactamente doscientos años después del comienzo de la Revolución Francesa y cien después del nacimiento de Hitler.

El diablo ha espabilado y ya no quiere ideologías, pues, aunque las inspire él, no le queda más remedio que admitir que sea el hombre quien las desarrolle. Al hombre le ha dado Dios la libertad y el diablo nada puede contra ello. Así es que, ha decidido, y es muy fácil de comprobar, inspirar el no hacer caso de argumentos, razones, ideas… Todo eso le repele y repugna absolutamente y, además, es la única forma posible de obviar o dar un rodeo para poder librarse de la libertad humana. Quien se deja inspirar de ese modo se cree poseedor de todas las razones simplemente porque no usa ni tiene ninguna. El espejismo que esa gente vislumbra es descomunal y ya muy fácil de ver. Se hace el mal por el mal mismo (ver el post anterior, más abajo) y no se da otra razón que la de que es lo que hay que hacer, es lo progresista, es lo moderno, los demás sois unos carcas y sanseacabó.

El crucifijo no sólo es un elemento cultural, el símbolo y alimento fundamental de la Civilización Occidental —dicho sea de paso, la única civilización propiamente dicha—, sino que por él sabemos (metiendo por medio desde el derecho natural, la declaración de los DDHH, y la teoría de la Relatividad, por poner) que las demás no pueden considerarse civilizaciones, pues son más barbarie que civilización, y si, como quiere Zapatero, tenemos que aliarnos con esas civilizaciones tendremos, obligatoriamente, que asalvajarnos y barbarizarnos. En otras palabras: culturas hay muchas, pero civilización no hay nada más que una.

Pero esa civilización, la que ha puesto al hombre en la luna, la de los adelantos médicos, medios de locomoción, comunicación etc., no hubiera sido posible sin el cristianismo, sin la cruz, sin Cristo. Y el que no lo ve es porque es medio memo o pertenece ya a la banda del diablo.

El diablo, además, sólo tiene una teoría. La usa continuamente, embozada o disfrazada de modos diversos. Vía Pelagio, en el siglo IV, retomó Rousseau lo que llevamos sufrido y, tras su fracaso en 1945 y 1989, ahora nos lleva al siglo VII. Ya no es la patria del proletariado, sea obrero o ario, lo que propugna, sino la umma musulmana o internacional islámica, que es exactamente lo mismo, la misma historieta, el sempiterno reto sangriento del socialismo, del modernismo o de cómo quiera llamarse.

¡Cuidado! Ahora es el auténtico y, quizá, final engaño y embozo. Tras el velo terrible del Islam, está él. El Islam sólo es otra nueva pantalla, pretende engañarnos con el peligro islámico, pero lo peligroso es lo que está detrás: el vacío, la ausencia, la nada que el hombre lleva dentro. Se puede quitar un escudo o una bandera, se puede quitar la media luna, la hoz y el martillo o el puño y la rosa. Sin embargo nunca se quita un crucifijo, sino que se sustituye.

Probablemente, en muchos lugares, ya no habrá crucifijos y no importa si ponen la media luna o no, no importa si ponen la hoz y el martillo o no. Lo que importa es si no hay nada, porque si no hay nada habrá triunfado la negación del crucifijo. Decía Goethe que el diablo es el espíritu que siempre niega.

Si quitamos el crucifijo, y lo que ello significa, estaremos despreciando la razón, el argumento, la Civilización. El evidente Pecado original, tan visible durante los tres últimos siglos, se hará menos evidente, pues ya no queremos razones, ya no queremos saber cuál es el bien o el mal. Ahora ya sólo maldad, sólo muerte, aborto, eutanasia, experimentaciones celulares engañosas y horribles… (sigan ustedes poniendo lo que quieran). Lo que significa es absolutamente terrible porque la naturaleza odia el vacío y donde estaba Dios ya no hay nada, quizá sólo el hombre adorándose a sí mismo y a sus obras, como los locos, para acabar adorando al diablo que es lo que, sin Dios, lleva el hombre dentro.

Tras el pecado original hubo un gran malestar en el paraíso: "ganarás el pan con el sudor de tu frente…., parirás con dolor…". Lo más curioso es que Adán y Eva no fueron expulsados del paraíso por esa razón. Dios se decidió a expulsarlo porque "no vaya a tomar también del fruto del árbol de la vida".

Ya estamos ahí y en el tris de adorar al diablo públicamente.

Que nadie me venga con que el crucifijo es sólo un símbolo de paz o alguna otra zarandaja parecida. Si lo que pasa en España fuera sólo en España quizá no tuviera mucha importancia. Desgraciadamente España no es ninguna excepción y, cuando se afiance la ausencia estaremos perdidos.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

ABORTO



Vivimos una época en la que parece que la ponderación ha pasado al baúl de los recuerdos. Si la muerte se convierte en un derecho —y no hay que hacer distinción si el que hay que matar es un nonato, un enfermo, un loco, un asesino, un down, un cojo, o tú, o yo—, la vida no podrá serlo en ese mismo sentido porque es su negación. Si fruto de la leyezuela esta de la Bibiana surge el conflicto entre el derecho a la vida y derecho a la muerte, tanto el Estado como cualquier otro agente y sujeto de esos derechos podrá ejercerlos a voluntad o, al menos, con las prevenciones aplicables que con el transcurso del tiempo vayan apareciendo.

Esto, si no fuera tan tremendo, sería graciosísimo y curiosísimo. Hete aquí que toda una nación escapa de los constructores de las pirámides y durante cuarenta años vaga por el desierto buscando el "no matarás" que, finalmente, encuentra en el Sinaí. Es como si acabaran de poner a la humanidad sobre la faz de la tierra y, al Zapatero este, no se le hubiera ocurrido otra cosa que la idea genial de "vamos a calzarnos a todos los que podamos a ver qué pasa". ¡Huy. huy, huy qué barbaridad hemos hecho! -esto vendrá después y tendrá la culpa Aznar, Bush, la guerrrrrra de Irak, Franco, Rouco o la Iglesia, así, en general dado que Pepiño y Bono dicen ser católicos, al menos tanto, según ellos, como san Ramón.

Es tremendo a estas alturas de la civilización Occidental tener que estar escribiendo sobre defender la vida. Después de un siglo XX tan terrorífico todavía hay tanta gente que está por la labor dando las excusas que primero se le presentan. Se ve a las ministras contentísimas: "Ya se puede matar, chicas. Esos que se oponen son nazis, les gusta Auswicht y el Gulag". ¡Pues, vale!

El estar contra lo que hay —la vida es lo más evidente— siempre ha sido lo propio del socialismo y todas sus variantes. Su intransigencia e hipersensibilidad en este sentido —también en otros— es el paradigma de semejante ideología. Esto, y no la gran mentira, repetida hasta la exasperación, del talante, la solidaridad y toda esa caterva de términos utilizados en plan propaganda mentirosa y siempre con la intención de sustituir al cristianismo y engañar a los menos sabios y avisados.

Otra cuestión es que, al tratar con esta gente, hay que perder toda esperanza de que los argumentos y las razones sirvan para algo. No tiene sentido, es como echarles perlas a los cerdos. Ellos sólo son capaces de decir que ninguna mujer debe ir a la cárcel por un aborto. Yo imagino que quien mata lo debe pagar, si no estaríamos apañados, pero admito que a mí se me hace muy cuesta arriba el meter en la cárcel a una mujer que haya abortado, porque ella es la segunda víctima del aborto. De hecho hace muchas décadas que no hay ninguna mujer de estas en la cárcel.

Pero estos progres son lo que son, incorregibles y desesperantes… y malos, pues deberían empecinarse en otras cosas. Todo lo que ha quedado de aquella historieta de romper los tabúes, de la llamada revolución sexual no es otra cosa —creo que lo vi en Intereconomía hace ya meses—que clínicas matadero, carnicerías y cloacas. La maldad monda y lironda es el agente principal de toda esta historia, hace pocos días en un ataque a la sede de Red Madre de Madrid se hizo una pintada que decía :"Os beberéis la sangre de nuestros abortos". Y lo realmente grave, aparte del asesinato en masa en sí, es que ese asesinato, es la nota distintiva de quien odia a Cristo, a su Iglesia y a sus seguidores. Es el hecho de darse a esa irreligiosidad —que no rechaza otras religiones o barbaries— tan atroz no es otra cosa que una forma aguda y estrafalaria de religiosidad (me es doloroso utilizar esta palabra). Eso es el laicismo y, por más retórica que le pongan, por más que traten de intelectualizar esa postura, es imposible zafarse del hecho de la transcendencia; y lo es porque el hombre es un ser dependiente y fronterizo. Quien propone el ateísmo es un simple integrista pues no quiere pensar en otra cosa que en lo que le han impuesto o se ha impuesto él mismo.

martes, 24 de noviembre de 2009

LUCHADORES POR LA DEMOCRACIA

Estoy hablando de la Transición, fundamentalmente de la descomunal trola que nos están contando. La progresía se inventó que habían sido el PSOE y Santiago Carrillo los que habían traído la democracia, pero nada más alejado de la realidad.

La Transición comienza, realmente, con la designación, por parte del General Franco, de don Juan Carlos como su sucesor a título de Rey. El Rey, desde luego, intensificó el proceso y activó el diseño de don Torcuato Fernández Miranda —intelectual y político del franquismo— y todo esto que hoy vivimos —la democracia, la libertad postfranquista—fue refrendado por las Cortes franquistas y, finalmente, conducido por el Secretario General del Movimiento —el partido único franquista— don Adolfo Suárez.

Es cierto que la única oposición al franquismo fue la realizada por el PCE, pero resultó infinitamente más inteligente la tolerancia franquista y efectivo su servicio de información que dicha oposición no acabó siendo otra cosa que mero folklore. Lo más curioso es lo que cuentan muchos de esos militantes que estaban en la lucha contra el franquismo; casi todos coinciden en que lo que pretendían no era otra cosa que la revolución, es decir una dictadura soviética (mil veces atroz en comparación con el autoritarismo franquista) y no, ni de broma, la democracia.

Pensar hoy en que la gente sepa cómo fueron las cosas es labor casi inútil. Muy pocos que tengan menos de cincuenta años pueden acordarse de todo aquello. Todo lo que saben es prestado y, la inmensa mayoría, mentira. Todo ha sido tergiversado desde 1983 con un empeño que ha tenido tanto éxito que incluso ha sido plasmado en una ley, la ley de la mentira o de la Memoria Histórica. El empeño comenzado aquel año por el PSOE, que utilizó como instrumento fundamental al historiador Tuñón de Lara, a la sazón agente del KGB, ha tenido un éxito indudable y muy pocos que no tengan cincuenta años saben la historia real y no la de la propaganda socialista. Lo curioso es que mucha gente que lo vivió cree, por fuerza de la propaganda, que vivió otra.

La derecha, durante décadas ha dimitido de explicar la verdad y, en cierto modo, ha decidido, quizá por comodidad y sobre todo por cobardía, asumir la falaz explicación izquierdista. Que Fraga diga que él también luchó contra el franquismo desde dentro da cuenta de lo rendidos que están a la mendacidad progre los del PP, al menos en este asunto.

El antifascismo, tan cobarde él —por eso nació en 1945 cuando el fascismo ya estaba derrotado—, ejercía su función y caía en los mismos errores, o peores, que el fascismo que pretendía combatir. Sería largo de explicar ahora cuáles han sido los derroteros de ese movimiento que lo cala casi todo en la segunda mitad del siglo XX y de lo que llevamos del XXI. En España hubo que esperar hasta 1975 y siguientes, es decir, una vez muerto Franco, para que apareciera el antifascismo; aquí, lógicamente, se llamó y se llama antifranquismo y lo ejercen, cada vez con más fuerza, una caterva de cobardes mentirosos y aprovechados, puesto que el antifranquismo se subvenciona.

La consecuencia de todo esto es bien sencilla: fueron ellos, los antifranquistas (PSOE y S. Carrillo), los que trajeron la democracia y por tanto hay que emparentar ésta con aquella cosa que ellos montaron en los años treinta y que no tenía nada más que dos alternativas : la revolución o la guerra. Acabó en lo segundo pues había una mayoría de españoles que no querían morir o, como poco, ser esclavos. El genocida Carrillo y un desaparecido PSOE durante todo el franquismo quieren atribuirse la autoría de la democracia del 78. Es mentira, desde luego, la democracia la trajo el franquismo y no el antifranquismo. La izquierda lo sabe, por eso pretende una segunda transición. Una segunda transición hacia lo suyo, Hugo Chávez, Evo Morales, Fidel Castro, el islam, socialismo, comunismo, nazismo, fascismo, liberalismo cartesiano, nacionalismo… todo es lo mismo, simples herejías cristianas, elecciones terribles de simples aspectos parciales de la realidad y de considerar cualquier cosa más importante que el ser humano. Todos son simples colectivismos cuyo enemigo es el ser humano, el individuo y, por su puesto Dios. A Dios no le gustan ni las banderías ni los socialismos porque sólo sabe contar hasta uno, y ama a todos, a todos y cada uno. Sabe de bien común y no de colectivismos.

Confieso que nunca corrí delante de los grises, ni estuve en asambleas clandestinas, ni viajé a París en mayo. A todas esas cosas acudieron muy pocos, aunque yo me he encontrado con infinitos que dicen haber asistido a incalculables happenings, corralas o aquelarres antifranquistas. Cualquiera era capaz de defender a aquel partido terrible de Stalin, el Frente Popular, que no era otra cosa que una amalgama de partidos racistas, golpistas y totalitarios… (PSOE, ERC, PCE, diversas izquierdas republicanas, PNV…), y que si realmente fuera verdad que había tanta gente en contra del franquismo, para empezar, ni siquiera habría existido.

Quienes sí saben olfatear dónde están las prebendas y sinecuras son los artistas, actores, titiriteros y demás cómicos, saltimbanquis y volatineros. Hoy son más antifranquistas que nadie, véase Ana Belén, Víctor Manuel, Gila e infinidad de gente de esta índole que como éstos eran del régimen y vivieron cómodamente de él y en él.

Ya tiene narices que la democracia la trajeran los que se cargaron la IIª República, por cierto, en esencia, también la primera, aunque entonces estuvieran en pañales. Luego, a base de asesinatos se cargaron la época democrática más larga de la que, por el momento, ha disfrutado España, la Restauración. Pero ellos, los mentirosos, son los héroes; ellos, los colectivistas, son los que tajeron las libertades individuales... ¡manda huevos!. ¡Ah!, y ellos son, ni más ni menos, que el PSOE, IU, ERC, CIU, PNV y la ETA, el Bloque, y las personas no pueden ser otras que Pablo Iglesias, Carrillo, Largo Caballero, Aguirre, Ibarreche, Pujol, Prat de la Riba, Sabino Arana, Blas Infante...  ¡Que panda, Dios Santo! ¡No sé cuándo podremos librarnos de tanta patraña!

jueves, 19 de noviembre de 2009

NOS MIENTEN, SIN DUDA. PERO, ¿POR QUÉ?


Sin duda se miente, de continuo y sin rubor. Debe de ser el componente de la propaganda que resulta imprescindible para que ésta sea lo que es. La propaganda, en principio, se refiere a la información sin más o a cualquiera de sus sinónimos como publicidad, anuncio, divulgación, comunicación…
Desgraciadamente, su uso, ha ido derivando a una utilización casi  en exclusiva de la izquierda, a designar un tipo de publicidad partidista --y ya casi históricamente característica—, y ha terminado, semejante palabra, por ser asociada más a la publicidad con ánimo de engañar que a cualquier otra cosa que tenga que ver con lo que en sí es.

Se conculca, así, uno de los derechos del ciudadano del que ciertos políticos no quieren hablar ni ver en pintura: el derecho a la verdad. Sin la verdad no hay democracia y, quien miente, debería quedar desacreditado y fuera del ámbito de la gestión pública de manera inmediata.
La propaganda va asociada a la izquierda y, aunque no sólo ellos mientan –en cierto grado, aunque sea menor, también lo hacen otros—, sí es un signo distintivo y una característica no despreciable de la siniestra. Supongo que se ganaría lo mismo diciendo la verdad y que las tesis, que ahora se defienden con mentira, tendrían una mayor base moral y, por tanto justificación histórica. Aunque, si optaran por la verdad, la mayoría de esas tesis serían imposibles. Pero deber de ser que la mentira es infinitamente más rápida que la verdad. A este respecto suelen decir que la mentira ya ha dado dos veces la vuelta al mundo cuando la verdad aún no se ha puesto las botas. 
Una prueba clara de lo que suele rentar la mentira y del daño que hace es el de la enorme barbaridad y mentira del socialismo –el real y el irreal, que son la misma cosa—,le ha costado setenta años caer, y aunque se ha transformado y embozado en lo políticamente correcto, y en otras memeces gravemente perjudiciales, da la impresión de haber sido tragado por la historia y expelido en alguna letrina cuya clausura, por insalubre, se ha hecho más que necesaria. La cosa es que fue enormemente veloz su imposición y lo de los setenta años en términos históricos no son nada. Hablaba J.F. Revel de la mentira como una de las mayores armas políticas de nuestro tiempo, quizá la más poderosa y, aunque es muy cierto que, a la postre, siempre triunfa la verdad, la mentira puede producir una rentabilidad política y económica a menudo durante lustros o decenios –véase el ejemplo anterior. 
Pero, al final, acaban descubriéndose las mentiras, muchas veces tarde, cuando ya la población se las ha creído, las ha hecho suyas y han producido el efecto buscado. Un ejemplo claro fue el de la prueba del Carbono 14 a la Sábana Santa. Hasta Marsillach salió en un documental hablando de la falsedad del lienzo sin haberse enterado de nada, no sabía ni de lo que hablaba. Simplemente su interés era ese, no se tomó la molestia de leer lo dicho de la prueba por el inventor del método del Carbono 14, ni del resultado de las demás pruebas científicas, simplemente tenía cierta tirria a algunas cosas y le encantó la historieta en sí. Hay que decir que nadie prestó ni la menor atención a la realidad.  Aquella prueba errónea avalaba tesis políticamente correctas y punto. 
Hoy sigue pasando lo mismo y las cuestiones son parecidas: estigmatizar a los enemigos de clase, manejar a la masa como si fuera un especie de bioplastilina y adaptarla a las necesidades de la mentalidad dominante y realizar con el resultado el trabajo del diablo. 
Ahí van dos simples ejemplos: el antisemitismo y el gran fraude del cambio climático. El primero se alimenta desde la mentira más atroz, cómo los periodistas hacen montajes de matanzas a palestinos, que nos pasan por las televisiones, pero que no son nada más que el resultado de un guion y de una realización cinematográfica. Siempre se dirá que los israelíes asesinan y que los palestinos se defienden como gatos panza arriba. El terrorismo palestino no es ni siquiera contemplado por los occidentales, vale, para ellos, infinitamente más que la democracia israelí. Esto, desde luego, hay que verlo. Aquí os dejo el enlace de un video que ha sido censurado en casi todas las televisiones de España. Los medios españoles son, en su mayoría, antisemitas, la mayor parte de los periódicos y televisiones como la Uno, la Dos, la Tres, la Cuatro, la Cinco, la seis… Aquí va el enlace : http://www.libertaddigital.tv/ldtv.php/beta/videoplayer.html/FPVa41EwqTM. 
El documental, ¡tremendo!, se titula Pallywood.

El mismo caso ocurre con el cambio climático, o calentamiento, o como se quiera. Zapatero es un entusiasta de esta arana tan descomunal. El hecho verdadero de que debamos cuidar el medio ambiente no quiere decir que el ser humano sobre ni que haya que freírlo a impuestos que luego van a parar a las lesbianas de Sudáfrica. Tampoco es el cambio climático el causante de la crisis –al menos de la de ZP—ni la explosión demográfica es la causante de ese cambio. No sé quién narices ha explotado para generar tan graves desastres. Pero la progresía no ceja en su empeño de querer cargarse gente, cualquier excusa es buena y lo propugnan --eso es lo más grave-- hasta inconscientemente. Ahora andan diciendo que sobra mucha gente en el planeta –nunca son ellos—y que es más importante una cría de lince o de elefante que una persona. Dicen, siempre para engañar --para que no parezca que lo que dicen es lisa y llanamente que hay que matar gente de todos los modos posibles—, que hay suavizar la presión antrópica (¡hijos de…!) y nos hablan de Gaia el nuevo nombre que le han dado a la madre naturaleza, la Tierra. Debo recordar, para que nadie se llame a engaño, que Gaia era una diosa griega a la que se le hacían sacrificios humanos.
Cualquiera que esté en contra de la tesis dominante es expulsado a las tinieblas exteriores y si es un científico y  puede demostrar la tremenda mentira es perseguido con auténtica saña. Muy pocos se atreven a decir la verdad pues pueden perder subvenciones para sus investigaciones o echados de las universidades y trabajos. Aquí dejo otro enlace de otro video igual de censurado. En este caso es un video dividido en varios de seis o siete minutos cada uno y que en su conjunto se titula “El gran fraude del calentamiento global”. Varios de los científicos que aparecen en él han sido perseguidos. [Clickar aquí]

domingo, 15 de noviembre de 2009

2012. EL FIN DEL MUNDO Y SANSEACABÓ.


Según todos los indicios, el mundo, se acabará en 2012. La cuestión es el taquillazo de una película que, por lo visto, no es nada más que un fantástico despliegue de efectos especiales carísimos y que, por supuesto, es un gasto insostenible para el director y los productores. Parece que no hay más que eso: efectos especiales. No pienso pagar un duro por ver semejante cosa, aunque casi siempre este tipo de películas es de lo más inocuo. No es ninguna fantochada, disparate o falsificación propia del cine español de nuestra época y, aunque algo debe de tener de disparate, no es sino como excusa para la elaboración cinematográfica de geniales desastres y apocalipsis recién horneados que como un suflé se despanzurrarán al poco de estrenarse. 

El asunto es que el 21 de diciembre 2012 (¡y yo que ya tengo lotería del día 22!) como fecha final del mundo, o de la fabricación a base de conjuros de otro nuevo, se basa en el asunto del calendario maya, que aparte de ser una filfa como otra cualquiera sirve, también, de excusa para darnos de leches a los españoles, sobre todo a los católicos. El hecho de que salváramos de la quema montones de cosas de las que hoy se jactan los memos y las salváramos de la quema de mayas, aztecas etc. nos seguirán poniendo a parir. Fundamentalmente salvamos a los indios, de haber tardado solamente 25 años más en descubrir y conquistar América nos hubiéramos encontrado a unos pocos asesinos comiéndose unos a otros, pero con una América fundamentalmente despoblada. Todo es estar en la ideología políticamente correcta. Recomendaría la lectura de dos o tres libros que nos ayudarían a comprender este problema, uno es el “Manual del perfecto idiota latinoamericano”, “El regreso del idiota” y “Del buen salvaje al buen revolucionario”.
Pero volvamos al asunto de las profecías. Esta de los mayas es fundamentalmente para memos, en cualquier momento se descubrirá un nuevo calendario maya que profetice la que va a pasar en el 2050 o en 3451; a partir del día 21 de diciembre del 2012 os lo diré, aunque lo más fácil es que se descubra alguna frase críptica en el “Libro tibetano de los muertos” o qué sé yo qué.

Pero sí es cierto que hay avisos desde el principio, los hay, el Apocalipsis no es, desde luego, ninguna filfa, aunque no da ninguna fecha, “sólo el Padre lo sabe”. Cualquiera que hable del fin del mundo, entonces, es porque es un engañabobos. La Iglesia, a la cual pertenezco con verdadero orgullo, lo dice bien claro y nos recomienda no hacer caso de esas cosas que nadie puede saber.
Cuándo, por otra parte, se habla de que algo va a ocurrir en nuestro tiempo es como consecuencia de lo que está sucediendo, de lo que estamos haciendo. Eso puede ser más plausible, aunque nada que ver con el fin del mundo. Los santos cristianos han tenido algunas visiones, han avisado de que si… puede que… La Iglesia, vuelvo a repetir, dice que no se haga caso ni aunque se trate de santos, que pueden arreglarse las cosas, que pueden retrasarse si es que va a ocurrir algo. La oración es lo nuestro, en realidad, si lo pensamos con detenimiento, no tenemos otra cosa
A continuación voy a transcribir algunas de esas profecías cristianas de las que hablo más arriba. En primer lugar he de decir que están recogidas en internet (¡cuidadito!), no obstante de varias de ellas tengo confirmación documental por otras fuentes. Sólo son visiones de santos y no son doctrina y mucho menos dogma de la Iglesia.
Las transcribo seguidamente volviendo a decir que mi pensamiento es el de la Iglesia, y el de Quevedo, que decía: “Muchas cosas nos dijeron las antiguas profecías, dijeron que en nuestros tiempos será lo que Dios quisiere”.
PROFECIA DE SAN NILO - SIGLO V
«Después del 1900, hacia mediados del siglo 20, las personas de ese tiempo se volverán irreconocibles. Cuando el tiempo del advenimiento del Anticristo se acerca, las mentes de las personas crecerán en confusión por las pasiones carnales, y el deshonor y la injusticia se volverán más fuertes. Entonces el mundo será irreconocible. La apariencia de las personas cambiará, y será imposible distinguir a los hombres de las mujeres debido a su inmodestia en el vestido y estilo de pelo. Estas personas serán crueles y serán como los animales salvajes debido a las tentaciones del Anticristo. No habrá respeto por padres ni superiores, el amor desaparecerá, y los pastores cristianos, obispos, y sacerdotes se volverán hombres vanos, fallando completamente en distinguir el camino recto del errado. En ese momento, las morales y tradiciones de los Cristianos y de la Iglesia cambiarán. Las personas abandonarán la modestia, y la dispersión reinará. La falsedad y la codicia alcanzarán grandes proporciones, y desgracias vendrán a aquéllos que amontonen tesoros. Lujuria, adulterio, homosexualidad, hechos secretos y asesinatos gobernarán en la sociedad.
En ese momento del futuro, debido al poder de tan grandes crímenes y libertinaje, se privarán las personas de la gracia del Espíritu Santo que recibieron en el Santo Bautismo e igualmente el remordimiento.
Las Iglesias de Dios serán privadas del temor de Dios y de pastores piadosos, y desgracia vendrá a los cristianos que permanezcan en el mundo en ese momento; ellos perderán su fe completamente porque les faltará la oportunidad de ver la luz del conocimiento en ninguna persona. Entonces se separarán del mundo e irán a santos refugios buscando aliviar sus sufrimientos espirituales, pero por todas partes encontrarán obstáculos y constreñimiento. Y todos esto resultará del hecho de que el Anticristo quiere ser Señor de todo y convertirse en gobernante del universo entero. Producirá milagros y señales fantásticas. Dará también sabiduría depravada a un infeliz para que descubra una manera de que el hombre pueda mantener una conversación con alguien de un extremo de la tierra al otro. En aquel tiempo, los hombres también volarán a través del aire como los pájaros y descenderán al fondo del mar como los peces. Y cuando hayan logrado todo eso, estas personas infelices gastarán sus vidas en medio del confort sin saber, pobres almas, que esto es un engaño del Anticristo. ¡Y, el impío! así completará la ciencia con la vanidad que se saldrá del camino correcto y guiará a las personas a perder la fe en la existencia de Dios en tres hipóstasis.
Entonces el bondadoso Dios verá la caída de la raza humana y acortará los días por causa de esos pocos que serán salvados, porque el enemigo quiere incluso llevar al escogido a la tentación, si eso es posible... entonces la espada del castigo aparecerá de repente y matará a los pervertidores y a sus sirvientes.»
SAN VICENTE FERRER (1350-1419)
"Vendrá un tiempo que ninguno lo habrá visto hasta entonces . . . Se producirá un estruendo tan grande, de modo que ni fue ni se espera otro mayor, sino el que se experimente en el juicio
Llorará la iglesia . . . Ahora está lejos; pero la tristeza se convertirá en gozo. El rey de reyes y el señor de los señores todo lo purificará y regenerará. La Francia con su orgullo será del todo abatida; los días no distarán; están ya a las puertas. Veréis una señal y no la conoceréis; pero advertid que en aquel tiempo las mujeres vestirán como hombres y se portarán según sus gustos y licenciosamente y los hombres vestirán de mujeres".
"En los días de paz que han de venir luego de la desolación de revoluciones y guerras, antes del fin del mundo, los Cristianos se volverán muy tibios en su religión y rehusarán recibir el Sacramento de la Confirmación, diciendo «es un Sacramento innecesario»"
REVELACIÓN A MARÍA DE AGREDA
"Me fue revelado que a través de la intercesión de la madre de dios todas las herejías desaparecerán. La victoria sobre las herejías ha sido reservada por Cristo para su santísima madre.
En los últimos tiempos, el señor quiere extender de una manera especial el renombre de su madre. María empezó la salvación, y por su intercesión se completará.
Antes de la segunda venida de Cristo, María, más que nunca, debe brillar en misericordia, poderío, y gracia para traer a los incrédulos a la fe católica. El poder de María en los últimos tiempos será muy eminente.
Un inusual castigo a la raza humana tendrá lugar hacia el fin de los tiempos."
TERESA MUSCO (1943-1976)
20 de mayo de 1951:
"Teresa, hija de mi corazón, estoy aquí para confiarte unas cosas que deberás guardar solo para ti, hasta que yo lo desee. Verás muchos cambios en la iglesia. Los cristianos que recen serán pocos. Muchas almas caminan hacia el infierno. Las mujeres perderán el pudor y la vergüenza. Satanás tomará su forma para hacer caer a muchos. En el mundo habrá crisis comunes. El gobierno caerá. El papa pasará horas de agonía; al final yo está ahí para conducirlos al paraíso. Tendrá lugar una gran guerra. Muertos y heridos incalculables. Satanás cantará su victoria pero será el momento en que todos verán a mi hijo aparecer sobre las nubes y el juzgará a cuantos han despreciado su sangre inocente y divina. Entonces mi corazón inmaculado triunfará".
13 de agosto de 1951:
"Hija mía, estoy aquí para decirte que el padre enviará un gran castigo al género humano en la segunda mitad del siglo XX. Sábete hija mía que Satanás reina en los mas altos puestos. Cuando Satanás llegue a la cima de la iglesia, entiende que este instante habrá conseguido seducir a los espíritus de los grandes científicos y será el momento en que ellos intervendrán con armas potentísimas con las cuales es posible destruir gran parte de la humanidad".
7 de octubre de 1951:
"Hija mía, están preparadas las tribulaciones que el padre tiene dirigidas a Italia y sólo las almas que se ofrezcan como víctimas pueden tocar de lleno el corazón de mi hijo y del padre. A partir de 1972 se iniciará el tiempo de Satanás, los cardenales se opondrán a los cardenales y los obispos contra los obispos. Te encuentras en medio de una generación muy difícil, en la cual se pretende explicarlo todo científicamente y nadie piensa en dar un poco de calor, un poco de amor, inclusive para los más pobres".
3 de enero de 1952:
"Quiero decirte que el mundo está pervertido. Me he aparecido en Portugal y he dado mensajes pero ninguno me ha escuchado".
"He hablado en Lourdes, en la Salette, pero pocos corazones duros se han ablandado. Quiero también decirte muchas cosas que afligen a mi corazón. Te quiero hablar incluso del tercer secreto que diera a lucía en Fátima, te debo decir que hace tiempo que ha sido leído (por las autoridades eclesiásticas) pero ninguno se pronunciará en público si no es elegido Paulo VI (aquí se adelanta proféticamente la subida del papa Juan XXIII). Con el paso del tiempo, el papa se encontrará con lucía (Paulo VI elegido papa se trasladó en viaje a Fátima y se encontró con lucía en el año de 1967), pero este papa pedirá oración y penitencia en todo el mundo y no se atreverá a hablar del secreto porque es espantoso".
"El fuego y el humo descompondrán al mundo. Las aguas de los océanos se convertirán en fuego y vapor. Las espumas se elevarán anegando a Europa y todo se  hundirá bajo la lava de fuego. Los pocos elegidos que vivan envidiarán a los muertos . . . "
TERESA NEUMANN (1898-1942)
"Está próximo a caer sobre el mundo un castigo terrible, que excederá a cuanto haya acontecido en la historia de la humanidad, y que el mismo señor jesucristo lo calificó como un juicio final en miniatura" (1952)
VENERABLE P. BERNARDO MARÍA CLAUSI (¿¿¿¿ - 1849)
". . . Este azote se hará sentir en todo el mundo y será tan terrible que cada uno de los que sobrevivieren se imaginará que será el único que ha quedado libre. Todos se arrepentirán y serán buenos. Este castigo será muy corto, instantáneo, pero terrible. Hasta el principio de las tinieblas, la persecución de los justos por los malos y los impíos será tan grande que habrán de padecer un verdadero martirio. Las cosas vendrán a tal extremo que parecerá imposible humanamente hacer nada y que todo está perdido. Entonces nuestro señor hará un cambio tan notable en un momento, como de la mañana a la noche, que el pondrá todas las cosas en orden. El triunfo de la iglesia vendrá precedido de un gran castigo. Será un nuevo castigo y principalmente contra los impíos, que serán juzgados y castigados. Serán muchos más los que sucumbirán a el que los que se verán libres. Y enseguida vendrá el gran triunfo de la santa iglesia y el reinado del amor fraternal; dichoso aquel que viva en tan venturosos días".
PADRE PÍO DE PIETRELCINA (1887-1968)
"Precedido de tormentas, vientos desencadenados y terribles terremotos, que abrirán la tierra y la harán temblar, yo vendré una noche, durante los fríos meses de invierno, a este mundo cargado de pecados: rayos y centellas, salidos de incandescentes nubes, encenderán y reducirán a cenizas todo lo que está contaminado por el pecado. La destrucción será total. El aire envenenado de gases sulfurosos y levantando asfixiantes humaredas, será llevado a grandes distancias por las ráfagas del viento. Las obras levantadas por el hombre con espíritu loco y atrevido de adoración a sí mismo, queriendo demostrar su ilimitado poder, serán aniquiladas. Entonces la raza humana comprenderá que hay una voluntad muy superior a la suya, que destruirá sus vacíos alardes de vanagloria. Rápidamente, cerrar vuestras puertas y ventanas, tapar toda vista del mundo exterior durante el más terrible de los acontecimientos; no profanéis vuestra vista con miradas curiosas porque santa, santa es la ira de dios. La tierra será purificada para vosotros, los restos del fiel rebaño".
"Encomendaos a la protección de mi santísima madre; no os desaniméis a pesar de lo que viereis y oyereis; es una ficción del infierno que no os podrá hacer ningún daño. Cobijaos en constantes oraciones bajo la protección de mi cruz e invocar a los ángeles de vuestras almas. Luchad con confianza en mi eterno amor y no dejéis que se levanten en vosotros dudas acerca de vuestra salvación. Cuanto más firme y perseverantemente permanezcáis en mi amor, tanto más seguramente os defenderé contra todo daño. Luchad por las almas amadas de mi corazón".

"Perseverad por una noche y un día y por una noche y un día, y a la siguiente noche se calmarán los terrores. . . Al amanecer del próximo día el sol brillará otra vez y su calor y su luz disiparán los horrores de la oscuridad. Aceptad la nueva vida con humilde gratitud. Vividla con sencillez y gratitud en paz y amor, según mi intención. Orad y sacrificaos para que vuestro sacrificio produzca abundantes frutos de bendición y para que florezca una raza nueva que alegre vuestros corazones . . . "
"El mundo os llamará fanáticos, locos y creaturas miserables; amenazarán haceros vacilar en vuestra constancia con su elocuencia engañosa. Y los tramposos intrigantes del infierno intentarán ganaros con sus astutos engaños. Luchad con humildad y silencio; combatir con las almas de las buenas obras; oración, sacrificios y con la convicción interior del deber. Buscad refugio en la madre de la gracia, para que el flagelo inevitable resulte una victoria sobre el infierno y para que mis ángeles puedan dar la bienvenida en las eternas venturas del padre a las ovejas penitentes . . . "
Mensaje tomado de su testamento y hecho distribuir por los sacerdotes franciscanos a todos los grupos de oración católicos en el mundo, ya desde la Navidad de 1990:
«La hora del castigo está próxima, pero yo manifestaré mi misericordia.
Nuestra época será testigo de un castigo terrible. Mis ángeles se encargarán de exterminar a todos los que se ríen de mí y no creen a mis profetas. Huracanes de fuego serán lanzados por las nubes y se extenderán sobre toda la tierra.
¿Temporales?, Tempestades, truenos, lluvias ininterrumpidas, terremotos cubrirán la tierra. Por espacio de tres días y tres noches la una lluvia ininterrumpida de fuego seguirá entonces, para demostrar que dios es el dueño de la creación.
Los que creen y esperan en mi palabra no tendrán nada que temer, porque yo no los abandonaré, lo mismo que os que escuchen mis mensajes. Ningún mal herirá a los que están en estado de gracia y buscan la protección de mi madre.
A vosotros, preparados a esta prueba, quiero dar señales y avisos. La noche será muy fría, surgirá el viento, se harán... Y truenos.
Cerrad todas las puertas y ventanas. No habléis con ninguna persona fuera de la casa. Arrodillaos ante vuestro crucifijo. Arrepentíos de vuestros pecados. Rogad a mi madre, para obtener su protección. No miréis hacia fuera mientras la tierra tiembla, porque el enojo de mi padre es santo. La vista de su ira no la podríais soportar vosotros.
Los que no presten atención a esta advertencia, serán abandonados e instantáneamente matados por el furor de la cólera divina.
El viento transportará gases envenenados que se difundirán por toda la tierra.
Los que sufran inocentemente serán mártires y entrarán en mi reino.
Después de los castigos, los ángeles bajarán del cielo y difundirán el espíritu de paz sobre la tierra.
Un sentimiento de inconmensurable gratitud se apoderará de los que sobrevivan a esta terrible prueba.
Rezad piadosamente el rosario, en lo posible en común o solos.
Durante estos tres días y tres noches de tinieblas, podrán ser encendidas sólo las velas bendecidas el día de la candelaria (2 de febrero) y darán luz sin consumirse.»
MARÍA JULIA JAHENNY (1850-1941)
"Vendrán tres días de grandes tinieblas. Las velas de cera bendita iluminarán durante estas tinieblas horrorosas. Una vela durará los tres días, pero en las casas de los impíos no arderán. Durante esos tres días los demonios aparecerán en formas horribles y abominables y harán resonar el aire con espantosas blasfemias. Los rayos y centellas penetrarán en las casas, pero no apagarán la luz de las velas benditas los vientos, tormentas y terremotos". . . "las tres cuartas partes de la humanidad serán aniquiladas. El castigo será mundial".
"Si, hijos míos, en estos últimos tiempos, aunque todavía ellos están alejados del fin que se llama fin de los fines de la tierra, es decir, el fin de toda existencia mortal, comprendedme bien, en estos últimos tiempos la tierra será testigo de grandes y espectaculares prodigios, sobre todo en el cielo. Habrá manejos impíos, falsos cristos bajo capa de piedad se van introduciendo en la iglesia",
MADRE ELENA AIELLO (¿¿¿¿ - 1961)

"Después de comenzar los sufrimientos usuales, aproximadamente a la 1:00 de la tarde, Jesús se me apareció cubierto de llagas y de sangre y me dijo: mira, hija mía, como los pecados del mundo me han herido. El mundo se ha sumergido enteramente en la suciedad y desborda corrupción. Los gobiernos de los pueblos se han levantado como demonios encarnados.
Mientras hablan de paz, se están preparando para una guerra con armas devastadoras para la destrucción de pueblos y naciones. Los hombres abusan de mi misericordia y han transformado la tierra en una escena de crímenes. Muchos escándalos llevan a las almas a la perdición . . . Especialmente por la corrupción de la juventud. El rezo está casi muerto en los labios de muchos. La voluntad de los hombres ya no cambia. Viven en la obstinación del pecado".
"Se necesita oración y penitencia de mis almas fieles para aplacar la justicia divina, para atemperar la justa sentencia del castigo, que ha sido suspendida en la tierra por la intercesión de mi amada madre, que es también madre de todo el linaje humano. Oh, que triste está mi corazón al ver que los hombres no responden a los muchos llamamientos de mi amor y de dolor, dirigidos por mi amada madre a la humanidad errante. Errado en la oscuridad siguen viviendo en sus pecados y se alejan más de dios; pero el castigo de fuego se acerca para purificar la tierra de las iniquidades de los perversos".
"La justicia de dios exige reparación por las muchas ofensas y crímenes que cubren la tierra y que ya no se pueden comprometer más. Anuncia a la humanidad que deben volver a dios, haciendo penitencia y haciéndolo así tienen esperanza de ser perdonados y salvados de la justa venganza de un dios despreciado" (revelación hecha el 16 de abril de 1954).
Un año después tuvo una revelación de la santísima virgen, quien se presentó con un vestido negro y siete espadas atravesando su inmaculado corazón, y le reveló lo siguiente:
"Óyeme con atención y revela a todo el mundo: mi corazón está muy triste por los sufrimientos que vendrán sobre el mundo que se bate en una catástrofe inminente. La justicia de dios es ofendida al extremo. Los hombres viven en la obstinación de sus pecados. La ira de dios está muy cerca. Proclama, grita en alta voz, hasta que los sacerdotes de dios oigan mi voz para que avisen a la humanidad de que el castigo está muy cerca. Y si los hombres no vuelven hacia dios con la oración y la penitencia, el mundo será lanzado a una nueva y más terrible guerra".
"Una tempestad de fuego caerá sobre la tierra. Este castigo terrible que nunca se ha visto en la historia de la humanidad durará 70 horas. Los ateos serán aplastados y aniquilados y muchos se perderán porque permanecerán en la obstinación de sus pecados. Entonces se verá el poder de la luz sobre el poder de las tinieblas. No guardes silencio, hija mía, porque las horas de las tinieblas y el abandono se acercan".
"Me inclino sobre el mundo teniendo en suspenso la justicia de dios. De otra manera estas cosas hubieran venido ya sobre la tierra. Oraciones y penitencias son necesarias porque los hombres deben volver a dios y a mi corazón inmaculado, la mediadora entre los hombres y dios, y de esta manera el mundo al menos será salvado en parte. Proclamara, gritando, estas cosas a todos, como si fueras el mismo eco de mi voz. Anuncia esto a todos, porque ayudará a salvar a muchas almas e impedir muchas destrucciones en la iglesia y en el mundo".
Revelación del 7 de enero de 1950:
"Cuando en el cielo aparezca una señal extraordinaria, sabed los hombres que está próximo el castigo del mundo (¿el famoso aviso?). Bienaventurados los que en aquellos momentos puedan llamarse verdaderos devotos de María . . . El azote del fuego está próximo y purificará a la tierra de la iniquidad de los malvados. . . La justicia de dios gravita sobre el mundo y la humanidad manchada de fuego será lavada en su propia sangre, enfermedades, hambre, terremotos, naufragios y en la guerra. Algunas naciones serán purificadas, mientras otras desaparecerán completamente. Italia será castigada y purificada por una gran revolución".
El 27 de marzo de 1959, que fue viernes santo, tuvo la siguiente revelación:
"Qué de estragos hacen en medio de la juventud y de los niños el pecado de la impureza. La familia cristiana ha dejado de existir. Rogad incansablemente . . . Roma será castigada . . . Rusia se impondrá sobre todas las naciones, de manera especial sobre Italia, y elevará la bandera roja sobre la cúpula de san Pedro; la basílica será rodeada de leones muy feroces".
LA VENERABLE ISABEL CANORI-MORA (1774-1825)
En una visión del 25 de marzo de 1816 vio:
"A los miserables que cada día con mayor orgullo y desfachatez, de palabra y de obra, con incredulidad y apostasía, van pisoteando la santa religión y la divina ley. Se sirven de las palabras de la sagrada escritura y del evangelio, corrompiendo su verdadero sentido para respaldar, así sus perversas intenciones y sus torcidos principios".
El 15 de octubre de 1818 tuvo otra visión terrible:
"De repente, dice, le fue mostrado el mundo. Lo veía todo en revolución, sin orden ni justicia. Los siete vicios capitales (soberbia, lujuria, ira, envidia, pereza, guía y avaricia) eran llevados en triunfo, y por todas partes se veía reinar la injusticia, el fraude, el libertinaje y toda clase de iniquidades. Vio también sacerdotes despreciando la santa ley de dios y cómo se cubría el cielo de nubes negras; se levantaba un tremendo huracán y en el mayor desconcierto se mataban los hombres unos a otros. En castigo de los soberbios que con impía presunción intentaban demoler la iglesia desde los cimientos, permitía dios a los poderes de las tinieblas abandonar los abismos del infierno . . ."
El triunfo de la iglesia.
En 1821 oyó al señor hablar del triunfo de la iglesia, pues ésta saldría renovada de aquellas tormentas, encendida en el primitivo celo de la gloria de dios, y que sería recordada universalmente por los pueblos. Vendrá la reforma de la iglesia . . . "y la restauración de todas las cosas no se verificará sin un profundo trastorno de todo el mundo, de todas las poblaciones".
LA BEATA ANA MARÍA TAIGI (1769-1837)

"Después de purificar al mundo y a su iglesia y de arrancar de cuajo toda la mala hierba, preparaba un renacimiento, milagroso triunfo de su misericordia, y mi mano todopoderosa volverá a imponer el orden ahí donde es impotente el esfuerzo humano".
"Dios enviará dos castigos: uno en forma de guerras, revoluciones y peligros originados en la tierra; y otro enviado del cielo. Vendrá sobre la tierra una oscuridad intensa que durará tres días y tres noches. Nada será visible y el aire se volverá pestilente y nocivo y dañará, aunque no exclusivamente, a los enemigos de la religión".
"Durante los tres días de tinieblas la luz artificial será imposible; sólo las velas benditas alumbrarán. Durante estos días de tinieblas los fieles deben permanecer en sus casas rezando el santo rosario y pidiendo a dios misericordia".
"Millones de hombre morirán por el hierro, unos en guerra, otros en industrias civiles; otro millones perecerán de muerte imprevista. A la prueba le seguirá un renacimiento universal. Este cambio ocurrirá cuando parezca que la iglesia ha perdido los medios humanos de hacer frente a las persecuciones".
SANTA FAUSTINA KOWALSKA (1905-1938)
Entre las revelaciones que tuvo se encuentra la siguiente:
"Antes de venir como juez, vendré primero como rey de misericordia. Precediendo el día de la justicia, hará una señal en el cielo dada a los hombres. Toda luz será apagada en el firmamento y en la tierra. Entonces aparecerá venida del cielo la señal de la cruz, de cada una de mis llagas de las manas y de los pies saldrán luces que iluminarán la tierra por un momento".
"Quiero a Polonia de una manera especial. Si es fiel y dócil a mi voluntad, la elevaré en poder y santidad, y de ella saltará la chispa que preparará al mundo a mi última venida". (parece que se refiere al papa Juan Pablo II)
En 1936, el día 25 de marzo, fiesta de la anunciación, se le apareció la santísima virgen y le dijo estas palabras:
"Yo di al mundo al redentor y tú tienes que hablarle al mundo acerca de su misericordia y prepararlo para su segunda venida".
"Este día terrible vendrá, será el día de la justicia, el día de la ira de dios . . . Los ángeles tiemblan al pensar en ese día (...) Habla a las almas de la gran misericordia de dios, mientras haya tiempo. Si te quedas en silencio ahora, serás responsable de la pérdida de un gran número de almas en aquel día terrible. No tengas miedo y sé fiel hasta el fin".
BERTA PETIT (1870-1944)
"El corazón de mi madre tiene derecho al título de doloroso, que debe preceder al de inmaculado, ya que ella se lo ganó con sus merecimientos . . . Por medio de ella se han obtenido y se obtendrán muchas gracias . . . Se propagará mientras esperamos la exaltación de la santa iglesia y la renovación del mundo, que se lograrán por la consagración del mundo y de toda la humanidad al corazón doloroso e inmaculado de María".
"Este es el último auxilio que yo doy antes del fin de los tiempos, el refugio de mi madre bajo el título que yo deseo para ella universalmente: "corazón doloroso e inmaculado de María", y luego añadió: como hijo, yo he concebido esta devoción a mi madre, y como dios la exijo".
Por último, en 1943, recibió estas últimas manifestaciones:
"La humanidad marcha hacia una tormenta espantosa que dividirá más aún a los pueblos; reducirá a la nada todas las combinaciones humanas; mostrará que nada subsiste sin mí y que yo sigo siendo el director de los pueblos . . .un espantoso huracán se está preparando: veranse desencadenar con furor todas las fuerzas preparadas y ese será el tiempo de abandonaros al corazón doloroso e inmaculado de María".
SIGLO XV: NICOLÁS DE FLUH
"La iglesia será castigada porque la mayoría de sus miembros, altos y bajos, se pervertirán. La iglesia se hundirá más y más profundamente hasta que parezca extinguirse, y la sucesión de Pedro y los otros apóstoles parezca también haber expirado."
SIGLO XIV: HERMANO JUAN DE CLEF ROCK
"Hacia los últimos tiempos, tiránicas y hostiles chusmas robarán a la iglesia y al clero todas sus posesiones, los afligirán y martirizarán. Aquéllos que acumulan los mayores abusos serán tenidos en gran estima."
"En ese momento, el papa con sus cardenales tendrá que huir de roma en trágicas circunstancias a un lugar dónde serán desconocidos. El papa morirá en una muerte cruel durante su destierro. Los sufrimientos de la iglesia serio mayores a cualquier momento histórico previo."
"Se dice que veinte siglos después de la encarnación de la palabra, la bestia en su giro se volverá hombre. Aproximadamente el año 2000 d.c., El anticristo se revelará al mundo."
SIGLO XIV: SANTA BRÍGIDA
"Cuarenta años antes del año 2000, el demonio será dejado suelto por un tiempo para tentar a los hombres. Cuando todo parecerá perdido, dios mismo, de improviso, pondrá fin a toda maldad. La señal de estos eventos será: cuando los sacerdotes habrán dejado el hábito santo y se vestirán como gente común, las mujeres como hombres y los hombres como mujeres".
SIGLO XVI: MARÍA LAACH MONASTERY 
"El siglo veinte traerá muerte y destrucción, apostasía de la iglesia, discordia en las familias, ciudades y gobiernos; será el siglo de tres grandes guerras con intervalos de unas pocas décadas. Se volverán más que nunca devastadores y sangrientos y no sólo quedará en ruinas Alemania, sino finalmente todos los países del este y el oeste."
"Después de una derrota terrible de Alemania la próxima gran guerra seguirá. No habrá pan ya para las personas y ningún forraje para los animales. Las nubes venenosas, fabricadas por manos humanas, bajarán y exterminarán todo. La mente humana enloquecerá."
SIGLO XIX: EL EXTÁTICO DE TOURS
"Antes de que rompa nuevamente la guerra, la comida será escasa y cara. Habrá poco trabajo para los obreros, y los padres oirán a sus niños llorar por la comida. Habrá terremotos y señales en el sol. Hacia el fin, la oscuridad cubrirá la tierra. Cuando todos crean que la paz está asegurada, cuando nadie lo espere, el gran acontecimiento comenzará. La revolución romperá casi al mismo tiempo en Italia como en Francia. Durante algún tiempo la iglesia estará sin un Papa."
SIGLO XIX: SOR MARÍA DE JESÚS CRUCIFICADO
"Todos los estados se agitarán por la guerra y el conflicto civil. Durante una oscuridad que durará tres días las personas dadas al mal perecerán por lo que sólo unos cuantos hombres bondadosos sobrevivirán sobrevivirá."
SIGLO XIX: SAN JUAN BOSCO
"Del sur vendrá la guerra, del norte la paz. Italia será sumida en la desolación. Francia castigada. Roma conocerá el exterminio. El padre tendrá que huir. Habrá un lucha terrible entre la luz y las tinieblas. Cese la oscuridad. Luce un sol espléndido. La tierra está arrasada, muchísimos han desaparecido. El papa vuelve. El pecado tendrá fin..."
SAN ANTONIO ABAD (SIGLO IV)
"Los hombre se someterán al espíritu de la edad. Ellos dirán que si hubieran vivido en nuestros días, la fe hubiera sido simple y fácil. Pero en sus tiempos, ellos dirán, que las cosas son complejas, y que la Iglesia debe ser actualizada de acuerdo a los tiempos y sus problemática. Cuando el mundo y la Iglesia sean uno, entonces esos días habrán llegado"
SAN SENANUS (SIGLO VI)
"La falsedad caracterizará ese tipo de hombres que se basaran en juicios para emitir sentencias de acuerdo a las leyes: entre el padre y su hijo, las litigaciones subsistirán. Los clérigos de la Santa Iglesia serán adictos a la oración y la injusticia. Las mujeres abandonaran sus sentimientos de delicadez , y habitaran con hombres fuera del matrimonio"
SAN HILDEGARO (SIGLO XII)
"El tiempo esta llegando en que príncipes y la gente desconocerán la autoridad del Papa. Algunos países preferirán sus propias reglas de iglesia en vez del Papa. El Imperio Germano será dividido."

OBISPO CRISTIANOS AGEDA (SIGLO XII)
"En el siglo XX habrán guerras y el odio subsistirá por un largo periodo; todas las provincias serán vaciadas de sus habitantes, y los reinos caerán en confusión.
En muchos lugares la tierra será dejada sin sembrar, y habrán entonces grandes matanzas de las clases altas. La mano derecha del mundo temerá a la izquierda, y el norte prevalecerá sobre el sur."
SAN HILDEGARO (SIGLO XII)
"Antes de que el cometa llegue, muchas naciones, exceptuadas las buenas, serán azotadas por el deseo y el hambre. La gran nación en el océano que esta habitada por gente de diferentes tribus y descendencias será desbastada por un terremoto, tormentas y una gran marejada. Esta será dividida y, en gran parte sumergida. Esa nación también tendrá muchos infortunios en el mar y perderá sus colonias"
JUAN DE VITIGUERRO (SIGLO XIII)
"El Papa cambiará su residencia y la Iglesia no será sostenida por veinticinco meses o mas ya que, durante todo este tiempo no habrá Papa en Roma.... Luego de muchas tribulaciones, un Papa será electo entre aquellos que hayan sobrevivido las persecuciones"
ABATE WERDIN D'ORANTE (SIGLO XIII)
"El gran Monarca y el gran Papa precederán al Anticristo. Las naciones estarán en guerras por cuatro años y gran parte del mundo será destruida. El Papa se ira a través del mar llevando el signo de la Redención en la frente. El gran Monarca volverá a restaurar la paz y el Papa compartirá la victoria."
MADRE SHIPTON (SIGLO XVI) ( es una profecía protestante)
"El castigo vendrá cuando los carros vayan sin caballos y muchos accidentes llenen el mundo con infortunios. Este vendrá cuando los pensamientos estén volando alrededor de la tierra en un pestañeo, cuando largos túneles sean hechos para maquinas sin caballos, cuando el hombre pueda volar en el aire y circular bajo el mar, cuando las naves sean todas hechas de metal, cuando el agua y el fuego hagan maravillas, cuando aun los pobres puedan leer libros, y cuando muchos impuestos sean aplicados por la guerra."
VEN. BARTOLOMEO HOLZHAUSER (SIGLO XVII)
"El quinto período de la Iglesia , el cual empieza cerca de 1520, terminará con el arribo de santo Papa y el poderoso Monarca quien es llamado "Ayuda de Dios" debido a que el restaurará todo. El quinto período es uno de aflicción, desolación, humillación, y pobreza para la Iglesia. Jesús Cristo purificará Su gente a través de crueles guerras, hambrunas, plagas ,epidemias, y otras horribles calamidades. El también afligirá y debilitara la Iglesia Latina con muchas herejías. Este es un período de deserciones, calamidades y exterminios. Aquellos cristianos que sobrevivan a la espada, plagas y hambrunas, serán solo algunos en la tierra."
VEN. BARTOLOMEO HOLZHAUSER (SIGLO XVII)
"Durante este período, muchos hombres abusarán de la libertad de conciencia concedida. Es a este tipo de hombre que el Apóstol Judas se refería cuando decía: "Esos hombres blasfeman de cualquier cosa que no puedan entender; y ellos corrompen todo lo que conocen de manera natural tal como los animales irracionales lo hacen. Ellos ridiculizarán la simplicidad Cristiana; ellos la llamaran tonta y sin sentido, y tendrán el mayor avance tecnológico, y por las mañas de la ley y sus axiomas, los preceptos de moralidad, los Cánones Sagrados y los dogmas religiosos serán opacados por preguntas sin sentido y elaborados argumentos."
VEN. BARTOLOMEO HOLZHAUSER (SIGLO XVII)
"Aquellos son los tiempos de la maldad, un siglo lleno de peligros y calamidades. La Herejía esta en todas partes y los seguidores de la Herejía tendrán poder en casi todos los lugares.... Pero Dios permitirá una gran maldad en contra de Su Iglesia: Los Herejes y tiranos caerán súbita e inesperadamente sobre la Iglesia destruyéndola ...Ellos entrarán en Italia y dejarán Roma desbastada; ellos incendiaran las iglesias y lo destruirán todo."
BENDITO REMBORDT (SIGLO XVIII)
"Dios castigará el mundo cuando los hombres conciban maravillosos inventos que nos lleven al olvido de Dios. Ellos tendrán carros sin caballos, y ellos volarán como pájaros"
MARÍA JULIA JAHENNY (SIGLO XIX)
"La crisis llegara en un instante y el Castigo caerá a través de todo el mundo."
INSCRIPCIÓN EN PIEDRA, CEMENTERIO KIRBY (ESSEX ¿SIGLO XVII?)
"Cuando las pinturas luzcan vivas, con movimientos libres, Cuando las naves como peces naden bajo el mar, Cuando el hombre sobrepase a las aves y atraviese los cielos, Entonces la mitad del mundo profundamente bañada en sangre perecerá."

jueves, 8 de octubre de 2009

I+D+I ZAPATERO, EL REVOLUCIONARIO DE POSTGRADO


No sé a qué viene ahora el sorprenderse por las actuaciones del “tonto de la Moncloa”. Zapatero no necesita ciencia ni nada de nada; el socialismo, en general, no la ha necesitado nunca a no ser en el Gulag. Zapatero lo sabe todo y, lo que ignora, es capaz de aprenderlo en dos tardes. ¡Admiremos la capacidad del genio! Las hijas le han salido góticas por la misma regla de tres que le podía haber salido una verruga. ¡Leamos la carta que ha dirigido a los maestros y admirémosle! ¡Treinta y tantas faltas de sintaxis en un folio! ¿No es genial? Pero, ¿quién ha dicho que se necesiten ciencia y científicos? Hitler tan solo necesitaba mengeles e inventores de V2;  a Stalin se le fue la mano y no pudo tener mengeles hasta más tarde, para empezar se cargó a todos los genetistas pues las revoluciones no necesitan ciencia, aunque sí necesitaba psiquiátricos. Tampoco la Revolución Francesa, como decían aquellos revolucionarios, necesitaba científicos por lo que todos los que fueron encontrados fueron pasados por la guillotina y si no que se lo pregunten a Lavoissier. Todo esto, desde luego, tiene su lógica pues la redención del hombre no la va a lograr la religión, o la política, o la ciencia, o la filosofía, o la sabiduría, así, en general. ¡No! ¡Os equivocáis! Eso sólo lo logrará el partido, el partido por antonomasia y su gran líder “papacito sabio y bueno .
Lo tremendamente desagradable de todo esto es que, la ciencia como otras muchas cosas, es poner en común, es por el bien común, necesita debate, verdad, libertad, justicia…, en definitiva, necesita una nación y, claro, no hay nación si faltan soldados y frailes.

domingo, 4 de octubre de 2009

PERSECUCIONES NO TAN SOLAPADAS



La diana de todos los odios en épocas como esta, siempre es el cristianismo, es cuando de un modo u otro arrecian las persecuciones. Aparte de otras cosas, el cristianismo siempre ha defendido[1], la familia, la persona y sus derechos, el arte, el saber y la razón. El totalitarismo comienza cambiando conceptos, desechando el saber y la razón, degenerando la enseñanza y persiguiendo la naturaleza humana; el cristianismo pues. Vuelvo s citar a Frossard cuando decía que la filosofía —la pseudofilosofía más bien— ha roto con la realidad para no oírla hablar de Dios.Cuando comienzan estos desastres humanos, como los que se han vivido en los últimos dos siglos y pico, siempre lo hacen por el mundo de los conceptos. El primer síntoma es cuando se vacían las iglesias, cosa que no ocurre como muchos creen, por falta de fe, sino por falta de curiosidad intelectual, aunque también influye la moda y el respeto humano, lo que, por otra parte, también es síntoma de pereza circunvolutiva. Cuando falla la razón, falla la fe y viceversa. Una vez conseguido esto es muy fácil, a los fieles que quedan, como son pocos, se les aparta, se les arrumba en el desván de la sociedad o tienda de antigüedades, cuando no se les elimina directamente. Entonces se comienza por la enseñanza y da la impresión de que el Estado presta durante un ratito, al día, los hijos a sus padres, siempre que estos no se extralimiten dejando de hacer con ellos lo ordenado por el Estado en esos breves momentos. El resto del tiempo, casi todo, los niños son del Estado. Esto se hace para redefinir a la persona, para que deje de serlo o hacerla de tal modo que satisfaga las pretensiones del demenciado poderoso de turno. Cuando este proceso está a medias —véase la España de Zapatero de cuya reversibilidad se empieza a dudar— se está en el proceso de la anulación de la razón, en el proceso de la fe pura que sustituye a la religión, que al contrario que el catolicismo, anonada a la persona y le impone unos ritos que intentan asemejarse a los de su religión de procedencia pero con otro dios: el Estado y sus pueriles representantes.

Quizá mucha gente no se ha dado cuenta, algunos, por desgracia, no se darán cuenta nunca, a otros les traerá cuenta y seguirán en el machito en este o aquel partido, en esta empresa o en aquel sindicato, confesando una cosa hoy y mañana otra…, es un nuevo mundo, un mundo en el que impera el diablo y, para nuestra desgracia, el imperdonable pecado contra el Espíritu Santo: el de los que pregonan que el mal ya no es el mal y que el bien es el mal. Siempre se aprende y es muy posible que, durante mucho tiempo, suframos el totalitarismo sin brutalidades. Será, o es ya, un totalitarismo en que el catolicismo y el pensamiento verdadero serán sustituidos por los simplones mitos sicológicos, sociológicos, antropológicos, pseudocientíficos, hipótéticos… Está naciendo una religión ultraortodoxa e hiperdogmática  progresista y laicista. Es decir, el totalitarismo de siempre, quizá con cara más amable, posiblemente porque ahora las imágenes son en color y no en vieja y desgastada película de blanco y negro.

He dicho muchas veces que no creo en la división “izquierda - derecha”, probablemente lo trataré con mayor extensión más adelante. De momento hay que poner sobre la palestra a la extrema izquierda —en España no hay otra suponiendo que semejante cosa no sea extremista siempre— en el sentido de su rápido crecimiento y en su empeño, obcecación o naturaleza, de tomar, como sea, generalmente mediante fraude de ley o por la fuerza, los medios de comunicación y la enseñanza. Desde ahí y a partir de ese momento el hombre normal y corriente se transforma en un monstruo peligroso: ultraconservador, fascista, ultraderechista… Muchas personas normales y corrientes acaban pensando que verdaderamente los son, tal es la reiteración del mensaje, y otros muchos optan por hacerse de la banda para no causar sospecha. Cuando toda esta falacia se aliña de un buenismo pleno de requiebros, ternezas y galanterías, los bobos sobreabundan casi tanto como sus monsergas y tabarras. Lo cierto es que es bastante nauseabundo para ser tolerado, no descartando que sea una de las peores torturas de estas dictaduras.
Creo que a estas alturas de lo que llevo escrito ya ha quedado bastante claro que todas estas sandeces que hoy vivimos no son otra cosa que una secularización de conceptos religiosos castrados y falseados. A esto es a lo que se llama modernismo, naturalismo, progresismo, relativismo o como se quiera. Desde el siglo XVIII se han ido añadiendo a este movimiento, subterráneo y no identificable por la mayoría, memeces de la Revolución Francesa, qué sé yo, como el liberalismo cartesiano, el marxismo, el racismo, ciertas concepciones democráticas y herejías como el luteranismo, el mahometismo, la new age… Al final todas son lo mismo: endiosamiento de lo natural y supresión de lo sobrenatural.

Este naturalismo o progresismo, o como se quiera llamar, ha producido una raza de seres nihilistas babeantes, considerablemente incultos, rechiflados en las deshonestidades sin corazón que confunden el humor con lo soez, ajenos a su propia sangre y anonadados por tópicos sin prueba. Su discurso es la mentira cuya argumentación más especiosa es la simple insistencia. Para semejante personaje, que denominaremos pasajeramente izquierdista, el que no comulga con su salmodia es de derechas y le atribuye todas las maldades existentes y por existir. Incluso le inventa una historia. En demasiados aspectos ni siquiera el franquismo apretó tanto la cincha a la burra.




[1] Sobre él se basan todo lo que de verdaderas y reales tienen estas palabras —las que siguen.