martes, 13 de julio de 2010

¡SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL…! PERO, ¿POR ÚLTIMA VEZ?

Grande España, sí señor. Banderas españolas al viento, quizá como debería haber sido siempre, pero resulta que, el Tribunal Constitucional español (más bien anti español), pocos días antes, ha abolido la posibilidad de que vuelva a haber una Selección Española de Futbol, o de lo que sea, al haber admitido las selecciones de los terruños.

Miedo, miedo. El odio nacionalista aún ha sido capaz de agredir a algunos españoles que celebraban el triunfo del equipo español en Sudáfrica. Creo haber entendido que en Pamplona y en algún lugar de las Vascongadas. No creen esos nacionalistas ni siquiera en su terruño del odio, no entienden, entonces, que pueda existir la Nación Española, igual que la progresía.

España, mediante una puñalada por la espalda, ha caído de rodillas. Los del futbol aún no lo saben. ¿Quién sabe si será bueno que lo sepan?

Cuando España se renueve se verá con claridad que lo escrito con cincel durante miles de años es imborrable por más cobardes, nacionalistas, progres y traidores, valga la redundancia, que haya.

No hay comentarios: