miércoles, 29 de septiembre de 2010

HUELGA FASCISTA, COMO CASI SIEMPRE.


Está claro que eso que solemos llamar sindicatos de clase provienen del mundo marxista y, en España, también; aunque nos hayan llegado a través del franquismo.

Los antiguos sindicatos verticales se han transformado en UGtés y CCOOes y, aunque no se puede decir que sean la misma cosa ―estos son peores y defienden al trabajador, bastante menos―, son, por otra parte, muchísimo más ideologizados, simples correas de transmisión de los partidos de izquierdas, fundamentalmente del PSOE. Lo suyo es el Frente Popular de la IIª República. Esta colección de sindicalistas, socialistas, golpistas, totalitarios, violentos, guerracivilistas… En esencia, estos sindicatos que sufrimos, no son sindicatos verticales sino enhiestos, pues padecen un potente priapismo ideológico como si hubieran tragads viagras marxistas-leninistas a toneladas. Y, por supuesto, son fascistas, claro, dado que son socialistas. Y esto último es condición sine quanon para ser fascista.

Los piquetes sindicales son, con toda la lógica, los herederos de aquellas células fascistas que empleaba Benito Mussolini para meter en cintura al personal, la agitación y el asustamiento ―hay que recordar que, este señor, fundador del fascismo, era el nº 3 del Partido Socialista Italiano― y que procedían de los sindicatos de izquierda ―fundamentalmente del PSI― y que se llamaban fasces del lavoro.

Más claro el agua.
Por cierto: ¡Viva San Miguel Arcángel!

No hay comentarios: