lunes, 29 de noviembre de 2010

CATALUÑA, ¿ES ESPAÑA?


Pues lo ha sido siempre y hasta hace poco lo era y, aunque no tiene ningún sentido pensar que hay unos íberos distintos de otros, ya llevamos treinta años de idioteces y engañifas. A algunos atontados les parece que ni lo ha sido, ni lo es, ni lo será nunca.

Hace tiempo, y eso se ve con toda claridad, que hemos entrado en un periodo constituyente. Cuanto más tarde pongamos manos a la obra tanto peor, como en el reconocimiento de la crisis. Me da que podemos entrar en una deriva peligrosa y sangrienta, así que hagamos una Constitución Española nueva ya. El que quiera estar que esté, en igualdad de derechos al resto, el que no quiera estar que se vaya o al menos, que se nos permita opinar y decidir sobre ese asunto a todos, que no nos den la lata más tiempo, que con su pan se lo coman.

Parece claro que los catalanes, la mayoría de ellos, ya han decidido. Pues venga: frontera de unos íberos con otros, estupidez suma, mentira llevada al extremo de la idiocia, pero fuera problemas. Dentro de un par de generaciones no hablarán ni el regional ese que llaman catalán ni el español que tanto odian, sino el árabe, dado que los van a poner frente a tierra y con el culo mirando al Cantábrico en un santiamén. Que no nos contaminen semejante plaga.

Librémonos de balcanizaciones, de historietas y de sangres: hagamos el verdadero pacto español: queremos españoles, no estupideces inventadas que sólo destilan odio. A vivir. Que los catalanes se resuelvan de una vez ese lío identitario sentimentaloide, aunque dudo que lo logren pues no es una cuestión de sentir sino una cuestión más alta, es materia ontológica: uno es lo que es, no lo que siente. En el futuro seguirán siendo lo que son: unos españoles a medio gas imposibilitados ya, definitivamente, de poder serlo plenamente, en otras palabras, la esquizofrenia, el seny.

En fin, me da que para cuando se enteren será demasiado tarde. Por nuestra parte ya les hemos dado demasiado tiempo para que se aclaren. Que no den más la lata: ¡Adiós, Cataluña! ¿Catalonia is not Spain? Pues, bueno.

¡Hala, vamos!

No hay comentarios: