domingo, 14 de noviembre de 2010

¿ES TAN TONTO, ZAPATERO, COMO PARECE?

Mitin del presidente en la campaña electoral catalana. Zapatero va y expele a la masa biológica perfectamente moldeable que tiene enfrente: « ¿Qué quieren, que hagamos las leyes que quiere el Papa?». Aplausos, vítores, insultos al Papa y a los católicos… Y, el tipo, se cree eso que acaba de proferir y que, quizá, le ha mandado proferir Rubalcaba, que es el que se ha ocupado de decir que todo el mundo odia a Cataluña excepto él y todos los colectivistas nacionalistas y progres.

No sé si estoy muy seguro de la estupidez de Zapatero que, desde luego es un ignorantón, pero sí lo estoy de su maldad. El problema verdadero es que ha estupidizado y que sigue estupidizando a muchos. Este es el tipo que tuvo once millones de votos y que, luego, volvió a ganar unas elecciones que dejaron mudo al PP. Este último partido, si hubiera cierta decencia intelectual en España, estaría en las encuestas tan por delante del PSOE que, este último, estaría casi en trance de desaparecer, pero el que va a desaparecer es el PP.

¿Cuánta gente del PP creerá que no merece la pena votar al PP porque, al fin y al cabo y aunque gane las elecciones, no va a rectificar ninguna de las barbaridades que ha perpetrado el PSOE? ¿Cuántos votantes del PP se quedarán en casa porque su conciencia no les va a permitir acercarse a las urnas? Aun así es posible que gane el PP, pero por tan escaso margen de votos que lo más seguro es que, con semejante izquierda que no tiene conocimiento del más leve atisbo de democracia, no gobernará; y si lo hace será con la ayuda del otros colectivistas. Sea como sea, ¡adiós PP! Y adiós PP en una legislatura. La conciencia está empezando a tener la importancia que se merece en una buena parte de la población española, algo que, el PP, aún no ha entendido. Es, desde luego, deber moral de cualquier católico no votar opciones tan contradios como el PSOE y demás lacras. Se necesita una aclaración contundente por parte del PP cuanto antes. La impresión es que hay mucha gente que empieza a estar muy cansada.

Hay ocho o diez millones de españoles que no quieren una España próspera, que cuente y tenga algo que decir en la esfera internacional. Quieren la cutrez, la ignorancia, la barbarie… El PP, ante eso, calla, ¿para no molestar, quizá, a quienes en todo caso se van a molestar porque se lo han mandado Zapatero, Pepiño, UrCullu, Arturo Más, la ETA o cualquier otro aldeano?

Resumiendo: Zapatero está manejando y moldeando al PP del mismo modo que al centenar o dos de gregarios, o pobres gentes, del mitin.

1 comentario:

Galsuinda dijo...

¡Un paisano! no recuerdo desde que bitácora que seguimos he caído aquí. De momento no tiene mala pinta lo que he leído.