jueves, 19 de mayo de 2011

15 M.


"¡Idiotas!", dijo aquel gendarme en el Mayo francés, "¡mañana seréis todos notarios!".

Así es ahora, aunque, al contrario que entonces, no hay dinero del KGB para financiar la algarada. Es la generación "ni-ni" puesta al servicio de la checa y con la energía del botellón. No son antisistema ni quieren cargarse el mercado, quieren hacerse con él en exclusiva y que los controles los ejerzan los líderes surgidos en el movimiento y que llevarán los galones más altos en los cuadros del nuevo partido único. Es la nidada de los Strauss-Kahn del futuro.

El problema es que, como en el Mayo gabacho, la cosa tiene muy pocos presupuestos y, ahora, son aún más analfabetos que aquellos y, posiblemente, mucho más violentos.

Lo veremos, a no ser que el PSOE e IU triunfen en las elecciones del 22 de mayo.
Unos cuantos despistados, damnificados del totalitarismo sociata de PSOE, nacionalismo e IU, pululan por el evento asombrados de que se llame hija de puta a Esperanza Aguirre, que es en la única que tienen depositadas sus esperanzas, como es lógico y natural. 


P.D. (tres horas más tarde) Una pregunta: Les han estafado; les han metido la mano en la vida, en el corazón, en la cabeza y en el bolsillo; los sindicatos les han dado por donde se suele dar sindicadamente; les han hecho perseguidores de curas, aliados de Bin Laden, financiadores de dictadores; les han hecho cobardes; les mienten a todas horas; les quieren cortar internet, no les dejan comer lo que les gusta; no les dejan fumar; les han echado de las playas; les han dejado sin gasolina; les han hecho el hazmereir de Occidentes, les... y ahora que, los que les han estafado de tal modo, van a perder las elecciones, ¿va y se manifiestan tan apolíticamente?

No hay comentarios: