domingo, 20 de mayo de 2012

COSMOPOLITAN

En cierto establecimiento y, mientras esperaba, me ha dado por hojear y ojear la revista Cosmopolitan que yo tenía por una más de esas publicaciones tontas a las que no hay que dar más importancia.

La impresión que me ha causado no es ni siquiera comparable a la que a cualquiera causaría la más guarra de las publicaciones pornográficas que por ahí abundan. Alguien, por lo visto, cree conveniente convertir a las chicas en seres deficientes, retrasados o mentecatos; una especie de bultos sospechosos --en la semiesclavitud de los machos más desaforadamente monstruosos que jamás hayan existido-- descendientes de seres aún menos evolucionados que ellas y que, irremediablemente, tienen que perderse en la nadería de las ideas más idiotas y perjudiciales que en el mundo han sido.

No soy yo el único que piensa esto, alguien --una mujer-- lo piensa también y lo dice infinitamente mejor de lo que yo pueda decirlo. Al abrir Libertad Digital me he encontrado el genial artículo de Remedios Morales que recomiendo encarecidamente. Me evita el trabajo de extenderme y pongo a disposición de todos, en este blog, un artículo que merece la pena leer.

jueves, 17 de mayo de 2012

CONFUSIONES LIBERALES Y MARXISTAS.

Al título añadiría el "cómo se ha intentado compaginar todo esto con el catolicismo en los dos últimos siglos". Muchos coincidirán conmigo en que la cosa ha sido difícil y que quizá únicamente en España ha podido existir, realmente, un liberalismo católico y, aun así, siempre en trance de aclararse. Convendría repasar lo escrito por los dos últimos papas y libros como el de Marcelo Pera, sin olvidar, por supuesto, las advertencias y condenas de papas anteriores como León XIII o San Pío X, sin ir más lejos.

Yéndonos a las generalidades y al catón histórico, no hace mucho tiempo escribía en este mismo blog sobre una publicación del "Movimiento Rural Cristiano" que se reparte por las parroquias en que se ponía de manifiesto la confusión de contraponer el materialismo marxista al materialismo capitalista encarnado por el descarnado liberalismo anglo-francés. Sin duda que he recibido algunos correos despreciativos de miembros de ese movimiento y del de "Cristianos por el socialismo", y otras historietas progres, que han desembocado en redefinidores del dogma y en el inútil intento de conciliar lo inconciliable.

El liberalismo del idiota de Rousseau es el papá del marxismo de Marx y Engels. El bobalicón tesón en persistir en los errores volterianos, durante todo el siglo XIX, da como resultado un racionalismo exacerbado que, lógicamente, no desembocó en la razón sino en un irracionalismo que tiño de sangre el siglo XX.

Persistir en el error de la falsa oposición entre el homo rationalísticus del liberalismo y el homo económicus del marxismo puede llevarnos a cosas aún peores de las ya vividas y al ridículo intelectual en que algunos suelen caer.

Decir ya sólo que, por supuesto, soy defensor del mercado, de la libertad, de la propiedad privada y de su respeto. Lo soy, en la misma medida que lo eran las gentes de hace quinientos años o mil, o en la época del Éxodo, o el tiempo lejano de Altamira.

Recomiendo la lectura de cosas como esta: http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=4006

domingo, 13 de mayo de 2012

NO SÉ SI ES LO QUE PARECE.

Dejando de lado lo económico, que es lo que más preocupa al PP y al Gobierno que sustenta, las demás cosas que el PP iba a realizar aún no se han anunciado, sólo la tímida reforma del aborto propuesta ya por Gallardón.

Las cosas pintan muy mal para los votantes del PP, aunque aún conservan ciertas esperanzas por lo que dicen las encuestas. De momento nada de nada, pero, si la economía remonta --que remontará-- creen tener aseguradas varias reelecciones a condición de que no se hunda ningún barco o se ponga mucho cuidado cuando se pase cerca de Irak.

Hace un año que el 15 M, o sea la izquierda, lleva temiendo y protestando de que, en principio, había peligro de que fuera a gobernar el PP y del hecho cierto --terrible para ellos-- de que ahora gobierne. En semejante movimiento no hay más y nunca lo hubo y si, Rajoy, hace el esfuerzo de salir en la tele con cara adusta se disolverán como un azucarillo.

No como la ETA que jamás se va a disolver y, se diga lo que se diga y se haga lo que se haga, volverá a matar porque es lo suyo. El PP debería estar donde estaba, aunque ya lleva varios años que se está Patxilopizando en las vascangadas, al fin y al cabo están empezando a adquirir sus poses, sus filosofías y sus tácticas de no hace demasiado tiempo. Patxi López, parece que va a ser fagocitado por los nazionalistas, es decir, por los genuinos y, el PP, va a ocupar el lugar del PSOE, o eso cree Basagoiti, abandonando el suyo al PNV y a la abstención. En Cataluña aún más claro: después del tremendo desastre del tripartito, el voto se ha ido a CIU o independentistas catalanes, aunque, la Sánchez Camacho, les pueda pegar una pasada, en este sentido, en cualquier momento --a veces da esa impresión.

O sea, que está clarísimo que, el PSOE, está en trance de desaparecer, pero, dada la deriva del PP en muchos lugares y su vergüenza de mostrarse tal cual son sus votantes, una simple maniobra del PSOE le puede dar una rentabilidad increible: El PSOE, por lo visto, persigue una revolución ideológica como la que protagonizaron en el 79 y en el 82. Lo cierto es que es muy fácil hacerla en este momento --al fin y al cabo sus bases y sus votantes se tragan lo que les echen--, les basta con envolverse en la bandera española y hacer gala de patriotismo, aunque sea con exageración y falsedad. Se instalarían en el poder otros 15 años sin ningún problema.  Además, el PP, les seguiría en esto, pero ya no lideraría nada. Habrían desactivado al PP en un santiamén. Lo harán, tienen la cara dura suficiente y, tiempo, no les va a faltar... y, además, esta es una de las cosas que sabe hacer bien José Bono, porque, Rubalcaba, está ya amortizado.

Estamos presos de bobos y caraduras, qué le vamos a hacer. Las cosas pintan mal para España, que es madre de prosperidades y libertades. A un lado: Algunos tipos de liberales, conservadores, democratacristianos y cobardicas; más allá la extrema derecha, exigua y folclórica. Al otro lado: socialistas, comunistas, stalinistas, actorcetes, progresistas, fascistas --antifascistas--, nazis, nacionalistas, antisemitas, castristas, algunos tipos de liberales, etarras, anarquistas, independentistas, cristianos por el socialismo, ciertos obispos bendiciendo las estupideces más regias o republicanas contra la Iglesia, diablistas violadores de los JMJotas, consumistas... y demás tipos de colectivistas. Demasiados, quizá. O, quizá, sólo sea un espejismo. Demasiados grupos con demasiados pocos; la izquierda nunca se ha enterado, ni se enterará nunca, de que una sociedad abierta, no puede componerse de una multitud de grupos cerrados. La derecha lo sabe pero su modo de actuar consiste en cabrear a sus votantes; ejemplo: El Ayuntamiento de Sevilla (PP) pretende mostarle a la izquierda cómo se hacen las cosas y para ello va a reconocer como hijo predilecto de Sevilla a Felipe Gónzález. Sólo un tonto esperará la contrapartida... más vale que lo haga sentado.

domingo, 6 de mayo de 2012

JOSÉ MARÍA ZAVALA, EL PADRE SALVADOR Y BRUNO CARDEÑOSA.

 

Velaba mis desvelos la otra noche cuando me dio por encender la radio. Pasé por la SER y andaba allí Iker Jiménez programando una divertida noche en vela buscando ovnis, extraterrestres y aún lo que sea menester cuando, tras un informativo, cambié a Onda Cero. Allí, Bruno Cardeñosa, entrevistaba a José María Zavala, autor de Así se vence al demonio, y al padre Salvador que es uno de los exorcistas con más experiencia y que, al mismo tiempo, es uno de los más importantes protagonistas del magnífico libro de Zavala.

Gracias al entrevistador, que no a los entrevistados, la cosa quedó en una epidérmica entrevista de Cardeñosa que, sin la fe necesaria, se veía impedido para llegar a la altura necesaria y para poder abarcar la mayor parte de los extremos de la sabiduría normal del ser humano, sin querer entrar, por supuesto, en lo que Dios le ha concedido a cada cual. Cardeñosa no podía volar más allá de algún aleteo nervioso, gallináceo… y la cosa dejó de tener interés.

Pero hete aquí que, Cardeñosa, empezó a mentar las grandes barbaridades de la Iglesia, en principio sin concretar ninguna, y, yo, pensé: Ahora saldrán los miles de millones de asesinados por los curas y monjas, la explotación de los pobres, las riquezas de la Iglesia… o algún caso de pederastia en Alemania o Irlanda. Pero no, la cosa era el sermón de monseñor Reig Pla. ¡Tremendo! ¿Acaso no sabe, Cardeñosa –y otros muchos—lo que dijo Reig Pla y lo que siempre ha dicho la Iglesia, sigue diciendo y dirá en el futuro?

Ya sé que los cristianos estamos fuera de onda, de la moda, que no somos de este mundo ni queremos saber nada con su príncipe… pero eso todo el mundo lo sabe… menos algunos. ¿No es el ateísmo la primera influencia diabólica? ¿No es la ignorancia la puerta de entrada al ateísmo? Así es que, claro, llegados a cierto punto ya ni siquiera los libros aprovechan… aunque la caridad no deba dejarse vencer nunca.

Gracias a Zavala y al padre Salvador… e, incluso, a Bruno Cardeñosa que se tiene bien merecida la gracia y, quizá, también la penitencia.