miércoles, 12 de diciembre de 2012

EL FIN DEL MUNDO.

Casi siempre se habla de profecía y del fin del mundo, al menos en los últimos tiempos. En realidad se ha hablado siempre. La Biblia está plagada de cabo a rabo de profecías, muchas de ellas ya se han ido cumpliendo y otras, no lo duden, se acabarán cumpliendo.

Ahora nos ocupa la historieta esa del calendario maya que parece vaticinar un apocalipsis colosal. Y el caso es que, cuando la humanidad tiene ciertos barruntos de que no está haciendo las cosas bien, sabe (la conciencia, a pesar de todo, no hay quien la mate) que pueden ocurrir ciertas cosas: cambios profundos, castigos verdaderos, conciencia renovada...

La Iglesia no admitirá como verdad dogmática ni dará licencia de oficialidad a los mensajes de profecías particulares, es decir, comunicaciones de la Virgen, Dios, los santos o los Ángeles a personas particulares pero si se pronunciará con las que contravengan las Sagradas Escrituras. No se pronunciará ni siquiera sobre los mensajes transmitidos por el Cielo a muchos santos.

Está claro, que la profecía del calendario maya es un tanto estúpida para oídos cristianos, es decir, para mentes sanas... el 21 de diciembre a las... no sé qué hora. De traca. Pero sí es cierto que, desde tiempos inmemoriales, nuestra época, es considerada como muy singular.

Las profecías hablan de un tercer y último tiempo de la humanidad que es este en el que vivimos y debe de ser por eso (lo ha hecho siempre, aunque mucho más agudamente ahora), que, Dios, nos está ofreciendo toda Su Misericordia para que no nos "autodestruyamos". No nos está amenazando, nos está ofreciendo su Corazón Misericordioso para que nos salvemos.

Hay avisos que están dando en el clavo de todo lo que nos está ocurriendo y, al mismo tiempo nos están dando las soluciones. Voy a dejar, ahora tres trabajos en este post que convendría leer con detenimiento: La primera es un un resumen de las apariciones de la Virgen; un trabajo que no hay forma de encontrar pero que alguien me ha enviado; data del año 2001. El segundo son los sueños proféticos de San Juan Bosco y, el tercero, son los mensajes de Nuestro Señor Jesucristo y de la Santísima Virgen María a su hija amada Luz de María. Son muy impactantes y conviene no asustarse. Lo dejaré todo en la banda derecha de este blog, en el lugar de descarga de documentos. Poco a poco iré añadiendo ahí otros documentos dignos de leerse.

Aquí te dejo este  Video del que no pienso decir ni pío.

No hay comentarios: