domingo, 9 de diciembre de 2012

SILENCIOS CULPABLES Y COBARDÍAS ATRONADORAS.

Nunca basta con decirlo solamente. Aún recuerdo a don Julián Marías preguntando cuál era la diferencia entre los términos nación y nacionalidad, durante la elaboración de la Constitución del 78. Por supuesto aún no ha contestado nadie. Pero no sólo él advirtió de lo que podía ocurrir:



“El silencio culpable” 

Al hilo de los acontecimientos que se suceden cada día en Cataluña, merece la pena rescatar del olvido un artículo de mi padre publicado el 22 de junio de 1978 en ABC. Se estaba elaborando la Constitución, concretamente el Título VIII y el artículo -que fue tachado de alarmista y dio origen al primer pie de artículo de ABC desvinculándose del contenido del artículo- resulta leído hoy estremecedoramente profético:

“No se pretende la exaltación de la diversidad, sino el puzle. No se busca la necesaria descentralización, sino el mosaico gratuito.” (…) ” Tal es el caso del término nacionalidades, auténtica bomba de relojería, situada consciente o inconscientemente, por los muñidores del consenso, bajo la línea de flotación de la unidad nacional”

“El propuesto cantonalismo generará la hostilidad entre vecinos, la rencilla aldeana y el despilfarro del común patrimonio. Se está haciendo la artificial desunión de España, y, además, sin explicarle al pueblo lo que le van a costar las taifas” (…)

Callar cuando la unidad de España está en peligro sería la peor de las cobardías. Yo, al menos no quiero dejar de sumar mi voz a las que, con escándalo y alarma, se levantan frente al riesgo clarísimo de perderla. Quuiero que se sepa que no todos los españoles estuvimos de acuerdo en quedarnos sin Patria”.
*Ex ministro. Utrera Molina

Una parte de la sociedad española, como vimos el día 6, ha empezado a movilizarse dándose cuenta de que si dan esquinazo a la responsabilidad y la trasfieren al Estado se quedarán sin libertad, es decir, sin España.

Lo más alarmante es que a chavales, que entonces teníamos dieciocho o veinte años, nos interesaba mucho la situación que estábamos viviendo y, ahora, a muchos que están en la frontera de los treinta o cuarenta no les interesa más que el pesebre a costa de su libertad y de lo que sea. Desgraciadamente no se les ofrece más libertad que la de la esclavitud mental del 15 M o del 25 M o de no sé qué Mierda.

Ya sabemos que la Verdad, la Libertad y la Justicia son cosa de fachas. Que nadie me lo recuerde, ya lo sé.

PD.-Por si alguien no lo sabe "facha" proviene del término "fascista", un movimiento e ideología política inventada por Benito Mussolini, número tres del Partido Socialista Italiano.

No hay comentarios: