miércoles, 27 de febrero de 2013

A VUELTAS CON LA DESUNIÓN.

La salud del Papa le ha llevado a dar un paso atrás. Hay quien dice que esta renuncia ya la tenía preparada desde que fue elegido Papa en 2005, otros, claro, que el debilitamiento de su salud no le permite llevar a cabo la ardua labor pastoral de intentar paliar, en la medida de lo posible, la división dentro de la Iglesia, la apostasía de que hablaba en el post anterior. Todo eso, desde luego, el Papa ya lo sabía en 2005, y sabía qué es lo que le esperaba, pero probablemente no supiera la extensión de algunas cosas ni si fuerzas personales le iban a responder.

Y es que la Iglesia no es del Papa ni de la curia, sino de Cristo. Pero hay quien se empeña en que eso no es así o no debe ser así y que debe ser el mundo el que marque los derroteros por los que debe caminar el Cielo.

La división, claro, es esa: o la Iglesia de Cristo o la del buen rollito, la de lo políticamente correcto, la de las modas más pasajeras, la de la bendición de la estupidez, la consagración de lo inane y de lo inicuo... Ese es el gran trabajo que le salud de Benedicto XVI no le ha permitido proseguir y que es un trabajo apremiante y muy arduo. Benedicto XVI sabe que no se puede esperar ni un solo minuto ni emplear ni un solo miligramo menos de energía  del que es necesario.

Toda la tradición de la Iglesia, incluidas las aportaciones filosóficas de Juan Pablo II y las teológicas de Benedicto XVI, respaldarán la importante labor del nuevo Papa que no será otra que la de marcar con rotundidad y claridad cuáles son los términos del la Iglesia y del Reino de Cristo.

viernes, 22 de febrero de 2013

EL PEOR DE TODOS LOS MALES. LAS DOS IGLESIAS.


Con cierta alarma, y esto sólo era una cuestión de grado, Pablo VI ya dijo en 1.972 que el humo de Satanás había entrado en la Iglesia. Ciertamente, Satanás y sus secuaces, han estado rondando desde el principio y, en algunas ocasiones han sido capaces de causar ciertos estragos. Por tanto, el humo no es nuevo, pero sí mucho más asfixiante que en ocasiones anteriores. Hay quien dice que una de las causas ha sido el Concilio Vaticano II, pero más que nada es que, algunos, lo han tomado como excusa. Basta ver que la cosa no empieza ahora sino que, ahora, estamos en una especie de cruenta batalla final. Esa batalla empezó al principio y modernamente se ha agravado en los dos últimos siglos: como muestra ver cómo casi acaba con Pío IX y cómo la Divina Providencia vino a socorrerle. El Sylabus es muestra bien palpable de ello.

Reina por tanto la confusión, al menos en el fiel de a pie o en el espectador anodino que no se para demasiado a discernir los aspectos más sencillos. En el otro lado, en el lado de la jerarquía y del laico enterado, las cosas están bien claras: Cielo o Infierno, es decir, o el Reinado de Nuestro Señor Jesucristo o el reinado de Satanás, y esta es la realidad, no hay otro debate que no sea una simple ensoñación.  Y lo otro, el otro debate simple resultante del principal, el del laicismo con su ideología naturalista que engloba el marxismo, el liberalismo y sus consecuencias como el socialismo el nazismo, el fascismo… eso sí, todo plagado de ideología infernal, es bastante menos perjudicial quizá por más usual y menos acuciante.

Ya no son las hordas comunistas o nazis las que acosan al Papa o asesinan católicos a mansalva (que también). Ya no es sólo la repugnante ideología progre, zapateril, obamesca, buenista, europeísta y democratizada hasta la náusea la que hace peligrar tantas vidas y haciendas. Lo más grave con mucho, lo más terrorífico para la humanidad entera y su subsistencia es la irrupción de una grave inestabilidad en la Iglesia.

Para quienes no creen (que creen en cosas increíbles) esto carece de importancia. Ellos viven en su mundo poniendo toda su confianza en la ciencia y en la tecnología y contraponiendo éstas, a la fe, como si los que tenemos fe no supiéramos nada de nada y no nos adhiriéramos y amáramos, desde el principio, la Creación entera. En fin, vivirán en babia hasta que vean… porque ahí está el problema: el conflicto que les han forzado a experimentar entre lo que ven y lo que oyen, entre lo que es palpable y lo que les cuentan.

Pero todo esto de la ideología naturalista, modernista, laicista con ser algo muy malo no es tan determinante y pésimo para la Humanidad y la Iglesia. Peor que todas esas lacras infernales que han abrumado y aturdido a la humanidad, infinitamente peor y coronando a todos esos males infernales, está el mal de la apostasía. Y este mal sólo se da dentro de la Iglesia, y el conflicto más atroz que verán los siglos se recrudece por segundos.

Muestras hay muchas y se vienen produciendo desde hace muchos años en el grado actual, algunos ejemplos de hoy mismo: La Conferencia Episcopal de Alemania se deja meter el gol de las píldoras abortivas, el cardenal Karl Lehmann (Maguncia, Presidente de la CEA) parece decantarse por el sacerdocio femenino, lo mismo que una colección de curas vascos, monjas feministas, curas casados, religiosos pedófilos, teólogos que quieren enmendarle la plana a toda la Corte Celestial… y esto todos los días y agravándose.

Es como si la Iglesia no fuera de Cristo sino propiedad de unos cuantos soberbios ensotanados o cristianos de base; como si el mismo Cristo fuera un primitivo poco evolucionado perdido en la noche de los tiempos incapaz de haber escrito para su Iglesia unos estatutos progresistas y modernos plagados de ideología de género, laicistas, en contra de los curas y de su mismísima Madre; un palurdo cavernícola incapaz de haber escrito su parecer para todos los tiempos en un procesador de textos que sirviera para siempre, mediante un sistema operativo actualizado eternamente. Y aun todo esto es demasiado profundo para esos apóstatas, lo peor es que critican a Cristo por no haber cogido el puente aéreo para predicar o el smartphone para comunicarse con su Padre. Dios no puede casi nada, ni hace milagros ni otras cosas que ellos no puedan admitir. Tampoco dijo nada sino lo que ellos están dispuestos a conceder que dijera. No puede ser Dios un tipo que camina sobre las aguas. Pero, ¡hombre!, ¡si no sabe ni nadar!

Todo esto dicen, bien que entre líneas… y, a veces, literal.

PD.- Me vienen efluvios de no sé dónde de que alguien está pensando que el maldito bloguero en su refugio quiere impedir que las piedras se conviertan en pan.

viernes, 15 de febrero de 2013

MÁS PROFECÍAS.



"Muchas cosas nos dijeron las antiguas profecías, dijeron que, en nuestros días, será lo que Dios quisiere".  (Francisco de Quevedo y Villegas)

miércoles, 13 de febrero de 2013

ENVIADO DESDE UNCIÓN CATÓLICA Y PROFÉTICA


Propongo, antes de leer este correo que 
me ha sido enviado y que aquí pongo 
tal cual, escuchar el audio (en la 
sección audio del panel derecho) 
titulado "El exorcismo de León XIII".



Posted: 12 Feb 2013 06:26 AM PST


Con la renuncia de Benedicto XVI la lista de papas termina según las profecías con Petrus Romanus, quién según la beata Ana Catarina Emmerick señala en profecía: “Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia, vi que la Iglesia de Pedro será socavada por el plan de una secta. Cuando esté cerca el reino del Anticristo, aparecerá una religión falsa que estará contra la unidad de Dios y de su Iglesia. Esto causará el cisma más grande que se haya visto en el mundo”.
Los últimos Papas son:
108: “Flos florum” (Flor de las flores) Pablo VI. Su escudo contenía una flor de lis, “flor de las flores”.
109: “De medietate Lunae” (De la Media Luna) Juan Pablo I. Nació en la diócesis de Belluno, conocida como de bella luna.
110: “De labore solis” (Del eclipse del sol) Juan Pablo II. El día de su nacimiento y el día de su muerte hubieron eclipses de sol.
111: “Gloria Olivae” (La gloria del olivo) Benedicto XVI. Tomó su nombre de San Benito. Los monjes benedictinos, conocidos como olivetanos, tienen ramas de oliva en su heráldica.
Falta solo uno según la lista:
112: “Petrus Romanus” (Pedro Romano) Será el último Papa que gobierne la Iglesia desde Roma, inmediatamente antes de que acontezca el Retorno de Cristo.
El número 112 es del todo particular pues, a diferencia de los demás, es el único que lleva un párrafo descriptivo además del lema:

“En la persecución final contra la Santa Iglesia Romana reinará Pedro Romano, quien pastoreará a su grey en medio de muchas tribulaciones. Después de esto, la ciudad de las siete colinas será destruida y el Juez justo volverá para juzgar a su pueblo”.

Cuando se habla de “el último Papa” no significa que nos encontramos ante el fin de la Iglesia o del mundo. La profecía se mueve dentro del esquema escatológico lacunziano que estipula, basado en las Escrituras, tres venidas de Cristo: 1) la de Belén, hace dos mil años; 2) la de su Parusía, retorno glorioso al final de los siete años de la Gran Tribulación: según San Juan y San Pablo, Cristo descenderá en el Valle de Armaguedón para derrotar al Anticristo y a sus ejércitos, y posteriormente llevar a cabo el Juicio a las Naciones; 3) la del fin del mundo, en el Cielo, para llevar a cabo el Juicio Universal.
Después de la Parusía y el Juicio a las Naciones la historia humana continuará en este mundo, si bien totalmente transformado, en un Reino de Dios en el que habrá paz, justicia y santidad verdaderas. Cuando Cristo inaugure su reino en el mundo, fruto social de la Parusía, Roma habrá sido destruida (según San Juan y coincidiendo con el lema 112 de San Malaquías), y el Papado volverá a ser ejercido desde Jerusalén, como lo fue en los inicios. Allí comenzará la serie de Papas jerosolimitanos, de la que a San Malaquías ya no le fue revelado nada.
También hay que decir, que además de San Malaquías existen otras muchas profecías sobre el futuro próximo del Papado y de la Iglesia, y que coinciden con el pontificado de Pedro Romano. De todas ellas podemos resumir varios elementos:
  1. Una elección confusa de la que surgen un Papa legítimo y un antipapa.
  2. Un Papa obligado a salir de Roma en circunstancias calamitosas.
  3. El antipapa usurpa la Silla de Pedro por la maniobra de una secta masónico-satánica que opera dentro de El Vaticano.
  4. Un gran cisma para la Iglesia, resultado de esa situación de dos Papas antagónicos.
Algunas de esas profecías:
  • San Francisco de Asís: “Habrá un Papa electo no canónicamente que causará un gran cisma. Se predicarán diversas formas de pensar que causarán que muchos duden, aún aquellos en las distintas órdenes religiosas, hasta estar de acuerdo con aquellos herejes que causarán que mi Iglesia se divida. Entonces habrá tales disensiones y persecuciones a nivel universal que si esos días no se acortaran, aún los elegidos se perderían”.[1]
  • Juan de Vitiguero, en el Siglo XIII: “Cuando el mundo se encuentre perturbado, el Papa cambiará de residencia”.
  • Juan de Rocapartida, un siglo después: “Al acercarse el Fin de los Tiempos, el Papa y sus cardenales habrán de huir de Roma en trágicas consecuencias hacia un lugar donde permanecerán sin ser reconocidos, y el Papa sufrirá una muerte cruel en el exilio”.
  • Nicolas de Fluh, en el siglo XV: “El Papa con sus cardenales tendrá que huir de Roma en situación calamitosa a un lugar donde serán desconocidos. El Papa morirá de manera atroz durante su destierro. Los sufrimientos de la Iglesia serán mayores que cualquier momento histórico previo”.
  • El venerable Bartolomé Holzhauser, fundador de las sociedades de clérigos seculares en el Siglo XVIII: “Dios permitirá un gran mal contra su Iglesia: vendrán súbita e inesperadamente irrumpiendo mientras obispos y sacerdotes estén durmiendo. Entrarán en Italia y devastarán Roma, quemarán iglesias y destruirán todo”.
  • Las palabras de la Virgen reveladas en La Salette a Melania: “Roma perderá la fe, y se convertirá en la sede del Anticristo”.[2]
  • La revelación recibida por la Madre Elena Aiello, famosa estigmatizada que fuera consultada con frecuencia por el Papa Pio XII: “Italia será sacudida por una gran revolución (…) Rusia se impondrá sobre las naciones, de manera especial sobre Italia, y elevará la bandera roja sobre la cúpula de San Pedro”.[3]
  • La beata Ana Catalina Emmerick, religiosa Agustina, en 1820: “Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia, vi que la Iglesia de Pedro será socavada por el plan de una secta. Cuando esté cerca el reino del Anticristo, aparecerá una religión falsa que estará contra la unidad de Dios y de su Iglesia. Esto causará el cisma más grande que se haya visto en el mundo”.
  • Elena Leonardi, asistida espiritual del Padre Pio: “El Vaticano será invadido por revolucionarios comunistas. Traicionarán al Papa. Italia sufrirá una gran revuelta y será purificada por una gran revolución. Rusia marchará sobre Roma y el Papa correrá un grave peligro”.[4]
  • Enzo Alocci: “El Papa desaparecerá temporalmente y esto ocurrirá cuando haya una revolución en Italia”.[5]
  • La Beata Ana María Taigi: “La religión será perseguida y los sacerdotes masacrados. El Santo Padre se verá obligado a salir de Roma”.[6]
  • La mística María Steiner: “La santa Iglesia será perseguida, Roma estará sin pastor”.
  • Las revelaciones en Garabandal: “El Papa no podrá estar en Roma, se le perseguirá y tendrá que esconderse”.[7]
  • Al P. Stefano Gobbi, místico y fundador del Movimiento Mariano Sacerdotal, la Santísima Virgen le reveló: “Las fuerzas masónicas han entrado a la Iglesia de manera disimulada y oculta, y han establecido su cuartel general en el mismo lugar donde vive y trabaja el Vicario de mi Hijo Jesús. Se está realizando cuanto está contenido en la Tercera parte de mi mensaje, que aún no ha sido revelado, pero que ya se ha vuelto patente por los mismos sucesos que estáis viviendo”.[8]
  • Sor Agnes de Akita: “La obra del demonio se infiltrará hasta dentro de la Iglesia de tal manera que verán cardenales contra cardenales, obispos contra obispos”.
  • Sor Sofía María Gabriel: “Habrán dos Papas rivales y una gran crisis centrada en el papado vaticano, y la Iglesia quedará dividida en dos bandos”.
  • Cardenal Mario Luigi Ciappi: “La pérdida de la fe en la Iglesia, la apostasía, saldrá de la cúspide de la Iglesia”.
  • Papa San Pío X: “He tenido una visión terrible: no sé si seré yo o uno de mis sucesores, pero vi a un Papa huyendo de Roma entre los cadáveres de sus hermanos. Él se refugiará incógnito en alguna parte y después de breve tiempo morirá una muerte cruel”.[9]
  • Padre Paul Kramer: “El antipapa y sus colaboradores apóstatas serán, como lo dijo la Hermana Lucía, los partidarios de Satanás, quienes trabajan para el mal y no tienen miedo de nada”.
  • Sor Lucía dos Santos, revelando el Tercer Secreto de Fátima: “Vimos a un obispo vestido de blanco, que temíamos fuera el Santo Padre, huir de una ciudad en ruinas, tembloroso y con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por los cadáveres que encontraba por el camino”.
    • Cardenal Karol Wojtyla, ante el Congreso Eucarístico de Pennsylvania, en 1977: "Estamos ante la confrontación histórica más grande que la humanidad haya tenido. Estamos ante la contienda final entre la Iglesia y la anti-iglesia, el Evangelio y el anti-evangelio. Esta confrontación descansa dentro de los planes de la Divina Providencia y es un reto que la Iglesia entera tiene que aceptar".

    En diversas secciones, el libro "Petrus Romanus" menciona como la masonería iluminista (satánica) logró introducirse dentro de la Iglesia con el objeto de manipularla, destruyendo su fe, para poder convertirla en instrumento colaborador del gobierno mundial que en su momento ejercerá el Anticristo.

    Esa tarea de infiltración lleva casi un siglo, y obedece a la estrategia del Caballo de Troya: introducirse para destruir desde dentro.
    Si bien ya muchos miembros de la masonería eclesiástica han llegado hasta el nivel de obispos y cardenales, nunca han podido lograr su objetivo esencial, que es posicionar como Papa a uno de sus miembros.

    La infiltración formal data de 1926 cuando, en Aix-La Chapelle de Aachen, los sacerdotes jesuitas Herman Gruber y Berteloot se reunieron con los tres eminentes masones Kurt Reichl, del Consejo Supremo de Austria, Eugen Lenhoff, gran maestre de la Logia Austriaca, y el doctor H. Ossian Lang, secretario general de la Gran Logia de Nueva York.

    Posteriormente, en 1937, los dignatarios del Consejo Supremo de Francia emprendieron, con el cabalista Oswald Wirth y con el gran maestro grado 33 Albert Lantoine, del Supremo Consejo Escocés, la tarea explícita de propiciar el acercamiento entre sacerdotes católicos y la corriente espiritualista de la masonería negra. Participaban, entre otros, los sacerdotes Gruber y Mukermann. Todos coincidían en el empeño por crear un "socialismo cristiano global" vinculado al Marxismo.
    El libro "Petrus Romanus" recuerda el caso significativo de un cardenal adherido a la masonería que estuvo a punto de llegar a ser Papa, el Cardenal Mariano Rampola.

    A la muerte del Papa León XIII, todos daban por segura la elección del cardenal Mariano Rampolla, Secretario de Estado, como sucesor al trono pontificio. Sin embargo, durante el cónclave, el cardenal metropolitano de Cracovia marcó el alto mediante un telegrama de Su Majestad Franz Josef, del imperio Austro-Húngaro vetando esa nominación. Años después se supo que la objeción se debió a la notificación de que Rampolla pertenecía a la Gran Logia del Ordo Templis Orienti, en la que había sido iniciado en Suiza, llegando a escalar hasta el grado de Gran Maestro.

    El libro también menciona el extraño caso del cardenal Giuseppe Siri mencionando que él ganó la mayoría de votos en los cónclaves de 1958 y 1963 pero, por presiones incomprensibles de la masonería, rechazó asumir el papado. Se cita la respuesta de Siri cuando veinte años después se le preguntó si era cierto que en ambos cónclaves él había sido inicialmente electo: "Estoy obligado al secreto. Ese secreto es horrible. Podría escribir libros acerca de lo que sucedió en esos cónclaves. Cosas verdaderamente serias acontecieron, pero no puedo decir nada"[10]

    En Petrus Romanus se narra un acontecimiento que ya había sido dado a conocer en 1998 por el Padre Malachi Martin, la entronización de Satanás dentro de El Vaticano. Pero el libro lo relaciona con el tema de los Papas al subrayar que en esa misa negra fue consagrado a Satanás el sacerdote que habrá de ser el último Papa (antipapa) coincidiendo con Pedro Romano.

    En efecto, en su libro "Windswept House" (Casa Azotada por el Viento), Malachi Martin (q.e.p.d.), sacerdote irlandés jesuita, cultísimo, gran teólogo, exorcista por 30 años y experto en Iglesia Católica, secretario del Cardenal Bea y consultor de varios Papas, dio a conocer que apenas electo Paulo VI se llevó a cabo, el 29 de junio de 1963, en la Capilla Paulina de El Vaticano, un ritual satánico en el que se entronizó a Satanás, y en el que participaron varios cardenales y obispos.[11]

    Según Martin, se estaba cumpliendo una profecía del satanismo que anunciaba el comienzo de la"Era de Satanás dentro de El Vaticano" cuando un Papa tomara el nombre de Paulo. El último había sido Paulo V, Camilo Borghese, muerto en 1621. Montini fue electo el 21 de junio de 1963, y a los ocho días se llevó a cabo el ritual satánico, entre la noche del 28 y del 29. Se invocó a Satanás, afirman Horn y Putnam, siguiendo a Martin, no solo para entronizar a Satanás, sino para que éste invistiera con su poder a un joven sacerdote destinado a ser el antipapa que será el coincidente con Pedro Romano.

    Se combinaron dos rituales que se llevaron a cabo simultáneamente, en El Vaticano, que fue incruento, y otro en una iglesia parroquial en Charleston, Carolina del Sur, que fue sangriento, los dos intercomunicados telefónicamente. Según Martin, el ritual en Charleston incluyó la violencia sexual contra un niño, en primer lugar drogado y abusado, y posteriormente sacrificado. A partir de esa misa negra simultánea comenzó a difundirse el abuso sexual de menores por parte de sacerdotes, así como otra serie de actos homosexuales y satánicos entre miembros del clero.

    En otro 29 de junio, pero de 1972, el Papa Paulo VI admitió públicamente con amargura: "El humo de Satanás se ha introducido por las grietas de la Iglesia", refiriéndose sobre todo a la desacralización que se estaba llevando a cabo en la liturgia.

    La Capilla Paulina, donde se llevó a cabo el ritual satánico, fue clausurada, y se reabrió en junio de 2009 cuando, después de haber sido restaurada, el Papa Benedicto XVI la volvió a consagrar a Dios.
    El Padre Gabriele Amorth, experto exorcista y autor del libro "Habla un Exorcista" coincide con todo lo anterior y añade: "En El Vaticano hay cultos satánicos. No se ven, pero están en el mismo centro de la Cristiandad".

    El hecho es que a partir de los años sesenta y posteriormente al Concilio Vaticano II, comenzó a fraguarse un cisma dentro de la Iglesia. Clérigos comenzaron a realizar todo tipo de cambios en la liturgia y en la disciplina, hasta llegar a nuestros días en que se promueve la abierta rebeldía contra el Papa y se presiona para que éste derogue el celibato sacerdotal, acepte los métodos anticonceptivos y abra las puertas al sacerdocio de la mujer y al gobierno colegiado de los obispos.

    Pero ese cisma de la Iglesia, que hoy es soterrado, llegará a cristalizarse y a hacerse público, el día en que Pedro Romano ascienda al trono y un antipapa reclame el pontificado con un grupo de cardenales y obispos. Volvamos a la profecía de la beata Ana Catalina Emmerick, religiosa Agustina: "Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia, vi que la Iglesia de Pedro será socavada por el plan de una secta".

    En la historia de la Iglesia han habido 38 antipapas, es decir, Papas que han ejercido ilegítimamente el pontificado por una elección irregular. Pero la gravedad del antipapa que será reinante con Pedro Romano es del todo singular, pues es la primera vez que se da como infiltración de una secta masónico-satánica, y porque atacará directamente la doctrina con el fin de que la Iglesia sea puesta al servicio del gobierno mundial del Anticristo.

    Dice el Catecismo de la Iglesia Católica, en su número 675: "Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes". Y en el número 677 especifica: "La Iglesia sólo entrará en la gloria del reino a través de esta última Pascua en la que seguirá a su Señor en su muerte y su Resurrección".

    El libro menciona la predicción de Ronald Conte con relación al Papa Pedro Romano. Ronald L. Conte Jr. es teólogo, traductor de la Biblia, escritor experto en Iglesia Católica y en escatología. En el año 2002, Conte predijo correctamente que el Papa después de Juan Pablo II tomaría el nombre de Benedicto XVI.

    Ahora en cambio, Conte afirma que el próximo Papa, al que tocará el lema de "Petrus Romanus", llevará el nombre de Pío XIII.[12] Conte escribe que el nombre de Pío está asociado históricamente a Papas que han enfatizado la autoridad doctrinal y disciplinar de la Iglesia, y sostiene que el Cardenal Francis Arinze reúne esa cualidad. Y añade: "Durante el reino del Papa Pedro Romano comenzará la gran apostasía, y este Papa marcará la primera parte de la Gran Tribulación".

    Sin embargo, en su libro "Petrus Romanus", Horn y Putnam evitan casarse con la premonición de Ronald Conte respecto a Pío XIII, y señalan también como posible Papa bajo el lema "Pedro Romano" a los cardenales Peter Turkson, Angelo Scola y otros "papables" que bien pueden caer bajo la figura de un Papa que, en medio de la apostasía, defenderá la doctrina y la supremacía y disciplina de la Iglesia Católica.

    El libro, apoyado por 722 notas, ofrece un buen acercamiento para conocer la historia de la Iglesia y de los Papas, así como aspectos doctrinales esenciales. También para adentrarse en el tema de la infiltración de la masonería satánica en la Iglesia, comprender el contenido de la segunda parte del Tercer Secreto de Fátima, y tratar de visualizar lo que será un acontecimiento próximo: el último cónclave.
  • Mensajes dados a María de la Divina Misericordia (Vidente Europea)

    MENSAJE DE HACE EXACTAMENTE UN AÑO DADO EL 11 DE FEBRERO 2012 A LAS 11:30 AM.

    Mi pobre Santo Vicario, el Papa Benedicto XVI, será expulsado de la  Santa Sede en Roma

    Sábado, 11  de febrero del 2012, a las 11:30 hrs.

    Mi muy querida y amada hija, las  guerras están escalando por todo lado y muy pronto la mano de Mi Padre intervendrá para darle a este mal un detente. 
    No teman, porque los planes para salvar la Humanidad están  completos y no pasará ahora mucho tiempo para Mi Gran Misericordia (el GRAN AVISO), la cual será dada a cada uno de  ustedes.Nunca teman las obras del  Anticristo, porque ustedes, queridos hijos, tienen el poder dentro de ustedes para debilitar su control sobre  el mundo a través de sus oraciones.
    Otros líderes mundiales serán asesinados pronto (Gadafi) y Mi pobre vicario, el Papa Benedicto XVI, será expulsado de la  Santa Sede en Roma.   El año pasado, hija Mía, te dije del  complot entre los corredores del Vaticano.
    Un plan para destruir a Mi Santo Vicario, fue concebido en  secreto el 17 de marzo del 2011 y esto vendrá a fruición porque esto ha  sido predicho.
    Difundan Mi Santa Palabra a cada rincón del mundo ahora y dispongan para que las versiones  impresas de Mis mensajes sean difundidas a tantos países como sea posible.
    Ustedes están siendo guiados, así es  que deben hacer lo que es mejor. Pídanme en oración que les envíe ayuda y será  hecho.

    Su Jesús.   Tomado de www.jesushabla.com

    MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA: SOBRE LA EXPULSIÓN O RENUNCIA DEL PAPA BENEDICTO XVI.

    Miércoles, 18 de enero del 2012, a las  21:50 hrs.

    Mi niña, la  perseverancia es necesaria para todos los hijos de Dios durante este tiempo de apostasía  en el mundo.
    Muy pocos creen en su Divino creador, Mi Padre,  Dios Altísimo.
    Verán la  verdad en breve, pero muchos todavía argumentarán que no hay Dios. Se necesita  mucha oración ahora, hijos.
    Se está confabulando en contra del Papa Benedicto  XVI entre sus propios corredores, por una secta maligna.
    Esta secta  es conocido que existe, por aquellos siervos sagrados entre el Vaticano, sin  embargo, ellos son impotentes en contra de este grupo malvado, que ha  infiltrado la Iglesia Católica, por siglos.
    Ellos son responsables de torcer la verdad de las  enseñanzas de Mi Hijo. Es conocido muy poco de ellos o de sus detestables  obras.

    Ellos han  conducido la verdadera doctrina de la Iglesia Católica y en su lugar han puesto  una tibia y diluida versión, que ha sido forzado alimento para los católicos,  por los últimos cuarenta años.
    De ha  difundido mucha confusión por esta malvada y oculta secta, que Mis hijos se han  alejado de la verdadera iglesia.

    Recen para que ellos no conduzcan al Papa fuera.
    Recen para  que el Falso Profeta, no tome la sede del Santo Padre, para poder difundir  mentiras.
    Recen para  que aquellos siervos sagrados en el Vaticano, sean suficientemente fuertes para  resistir este maligno complot, diseñado para destruir la Iglesia Católica.

    Ellos  planean reemplazar al Santo Vicario el Papa Benedicto XVI, con un dictador de mentiras. El creará una nueva iglesia en sociedad con el anticristo y su grupo, con el  fin de engañar al mundo.
    Tristemente  muchos de Mis hijos, en su lealtad a la fe católica, seguirán ciegamente esta  nueva falsa doctrina, como corderos al matadero.
    Despierten a la verdad, hijos! Este plan malvado ha  cambiado la autenticidad fundamental de la doctrina católica en los últimos  años.
    Ustedes insultan a Mi Hijo cuando reciben la santa  Eucaristía en la mano!
    Esto fue su  hechura.
    Ustedes  insultan a Mi Hijo, cuando no buscan los Sacramentos regulares. No  obstante, a quienes ustedes relegan esto, no aseguran su bienestar espiritual,  porque ellos no hacen que los sacramentos sean asequibles a todos.

    Hija Mía,  un gran mal, oculto por siglos en los corredores de la Santa Sede, en breve  surgirá para que el mundo lo vea. Aquellos de Mis hijos que están cubiertos por  el Espíritu Santo, verán la verdad, cuando la maligna mentira sea presentada al  mundo.
    Otros  seguirán ciegamente por un callejón oscuro.
    Una gran  división surgirá entre las filas de los sacerdotes, obispos, arzobispos y  cardenales. Una parte contra la otra.
    Aquellos  verdaderos discípulos tendrán que ocultarse y predicar privadamente o de otro  modo serán asesinados.
    Tan oculta  estará la verdadera iglesia, que los verdaderos creyentes tendrán que unirse,  para practicar su lealtad a Mi Padre Eterno.
    La tierra  se sacudirá en cada rincón a causa por la ira de Mi Padre Celestial contra esta  burla.
    Hijos Míos,  ellos no pueden ganar. Será por la fe y el valor del remanente de la fe  cristiana, que dará como resultado que estos malvados impostores, sean  destruidos para siempre.
    Esperen  ahora y prepárense para que la Iglesia Católica anuncie estos cambios.
    Entonces  ustedes conocerán la verdad de lo que les digo.

    Recen,  recen, recen por el Papa Benedicto y sus verdaderos discípulos.
    Su amada  Madre, Madre de la Salvación.
    fuente y recopilación de los mensajes dictados a Maria de la Divina Misericordia en la web: 

    La Profecía deL Profeta Daniel:

    El Lugar Santo es el Santo Vaticano, la Santa Cede de Pedro.
    Jesucristo Dijo:  “Por tanto, cuando ustedes vean la ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN, de que se habló por medio del profeta Daniel, colocada en el lugar santo, (Santa Sede) y el que lea que entienda.. Mateo 24:15
    “Y desde el tiempo en que el sacrificio perpetuo sea abolido y puesta la abominación de la desolación, habrá mil doscientos noventa días.
    Daniel 12:11
    El Sacrificio Perpetuo desde que sale el sol hasta el ocaso es: La Sagrada Eucaristía. Este es pues el contenido profético del ”Secreto”
    Es por esto y por la inminencia de su cumplimiento que advertimos en este documento de las grabes consecuencias si usted no está preparado con penitencia, oración y rezo del Rosario para proteger su Fe y la de su Familia en los momentos de extrema prueba que sin duda sacudirá la fe de todos los creyentes Católicos que sin esta información estarán confundidos y se mantendrán unidos al falso profeta.
    No se trata de decir el próximo Papa es el malo, No, por sus frutos lo reconoceremos y la clave es la Transustanciación y María.
    Cuando un Papa sea el que sea, el próximo u otro mucho después o este mismo intente o suprima la Eucaristía, o quiera hacer cambios en el dogma de la transustanciación esa será la señal para identificar al falso profeta, esa es la “clave secreta” Evangelio de Mateo 24:15.

    Domingo, 29 de abril del 2012, a las 15:33 hrs

    Mi muy querida y amada hija, te ha sido dado un don que muchos rechazarían por puro miedo.
    Por las gracias otorgadas a ti, la fortaleza dada y el fuego del Espíritu Santo, tú estás completamente armada para proclamar las profecías prometidas al mundo hace mucho tiempo.
    La profecía dada a Daniel, cuando se le dijo que sellara el Libro de la Verdad hasta los Tiempos del Fin, cuando los contenidos serían revelados, ha llegado.
    Las revelaciones dadas también a Juan el Evangelista, fueron dadas solo en parte, pero algunos secretos fueron mostrados a él en el Rollo de los Siete Sellos.
    No se le concedió la autoridad para divulgar los contenidos. En cambio, él fue instruido a poner el rollo hacia abajo y comérselo para que los sellos no pudieran ser rotos, ni el contenido revelado hasta esta era. Al tragarse los rollos, una pista fue dada a la Humanidad.
    Amarga al comer, la verdad da miedo.
    Esto puede también ofender a aquellos que profieren saber todos los planes de Dios para la Humanidad. No obstante, el poderoso amor que Dios tiene por cada persona en esta Tierra, es dulce para aquellos que reconocen la verdad.
    La verdad es que solo Yo, Jesucristo, puedo revelar los secretos dados a Juan el Evangelista. La dulce verdad, será bienvenida con amor, por aquellos que siguen las enseñanzas de Dios.
    Esto puede causar miedo, pero el poder de Dios superará todo mal y toda persecución, porque El pude hacer cualquier cosa.
    El primer secreto reside en el hecho de que Dios y todas Sus obras, han sido conspirados en contra, por grupos Masónicos establecidos en el Medioevo.
    Su lealtad es para el maligno. El, Satán, es su dios y ellos están orgullosos de rendirle homenaje a él, a través de misas negras.
    Luego está la Santa Sede, la cual ha estado bajo un furioso ataque por este grupo, desde 1967.
    Lentamente ellos han infiltrado Mi Iglesia, no solo dentro del Vaticano, sino dentro de las filas más allá de todos los países.
    Su contaminación deliberada a Mi Iglesia, ha dado como resultado, atrocidades malignas sobre víctimas inocentes.
    Su amor por el dinero y el poder, no es nada comparado con la enfermiza devoción que muestran al rey de las mentiras, el propio Satán. El es abiertamente adorado en grupos y en secreto. Los sacerdotes y otros santos siervos, incluyendo obispos y cardenales, se han alineado en ciertos sectores, con este grupo.
    Los actos malvados en que ellos participan, son muy serios para revelártelos a ti, pero sabe que ellos ofrecen sacrificios humanos al maligno, en iglesias creadas para ofrecer la Santa Eucaristía de la Santa Misa.
    Este grupo, muy cuidadoso para esconder sus verdaderas actividades de aquellos genuinos y santos sacerdotes, santos obispos, santos cardenales y otros siervos sagrados, cometen actos viles.
    Ellos odian a Dios con una ferocidad que te conmocionaría a ti. Los poderes dados a ellos por Satán, han significado que su iniquidad, codicia, lujuria y desviaciones sexuales, son bienvenidas por sus seguidores en todos los países.
    Ellos se saludan unos a otros con señales privadas, diseñadas para mostrar lealtad unos a otros.
    Una cosa es cierta: sus perversos actos, llegarán a un final y, a menos que ellos se vuelvan a Mí, durante el GRAN AVISO, ellos tendrán poco tiempo antes de que sean arrojados a los lagos de fuego, en donde sufrirán una terrible persecución por la eternidad.
    Ellos han creado e incitado la apostasía que existe por todo el mundo. Ellos lograron esto infiltrando Mi Iglesia.

    Su amado Jesús, El Cordero de Dios

    Para entender este mensaje que acaba de leer es preciso que lea el mensaje de la Santísima Virgen:
    El Martes, 20 de marzo del 2012, a las 20:30 hrs. La Santísima Virgen María Reveló a detalle también el suceso que acontecerá después de Benedicto XVI Nuestro Santo Padre.
    Mi niña, hay una quietud, como la de la calma antes de la tormenta, mientras la Iglesia Católica pronto será sumergida en una crisis.
    Les hago un llamado a ustedes, hijos míos, en todas partes a rezar por el Papa Benedicto XVI, quien está en peligro de ser exiliado de Roma. El, el Santísimo Vicario de la Iglesia Católica, es odiado en muchos sectores dentro del Vaticano.
    Un malvado complot, planeado por más de un año, será visto por todo el mundo en breve.
    Recen, recen, recen por todos los sagrados siervos de Dios en la Iglesia Católica, quienes serán perseguidos por la gran división dentro de la Iglesia, que sucederá pronto.
    El gran sisma será presenciado por el mundo entero, pero este no se verá ser el caso inmediatamente.
    El Falso Profeta está esperando revelarse al mundo. (El nuevo “Papa”, un Papa posterior al Santo Padre Benedicto XVI ese será el Falso Profeta, lea la explicación Teológica al final y todo lo entenderá mejor y no exista confusión)
    Hijos, no sean engañados, porque él no será de Dios.
    Las llaves de Roma han sido regresadas a Mi Padre, Dios Altísimo, quien gobernará desde los Cielos.
    Gran responsabilidad será puesta sobre todos aquellos santos sacerdotes, obispos y cardenales, que aman a Mi Hijo muy queridamente.
    Ellos necesitarán mucho valor y fortaleza divina para llevar las almas hacia el Nuevo Paraíso.
    Todo esfuerzo hecho por estos santos discípulos, para preparar las almas para la Segunda Venida de Mi querido Hijo, será opuesto por el otro lado oscuro.
    Urjo a todos Mis hijos a rezar por la fortaleza necesaria, mientras el Anticristo y su socio, el Falso Profeta, se elevará a la prominencia.
    Ustedes deben preguntarme a Mí, la Madre de la Salvación, por oraciones para asegurar que la Iglesia Católica será salvada y que la verdadera Palabra de Mi Hijo esté a salvo.
    La verdad de las promesas de Mi Hijo de regresar en gran Gloria será manipulada.
    A ustedes, Mis queridos hijos, les serán dadas una serie de falsedades, las cuales se espera que ustedes honren y acepten en el santo nombre de Mi Hijo.
    Mi Cruzada de Oración (38) debe ser rezada durante el próximo mes, todos los días, para asegurar que los santos sacerdotes de Dios, no caigan por el malvado engaño que está siendo planeado por el Falso Profeta y sus seguidores:
    Oh Bendita Madre de la Salvación, por favor pide por la Iglesia Católica en estos difíciles tiempos y por nuestro amado Papa Benedicto XVI, para aliviar su sufrimiento.
    Te pedimos Madre de la Salvación que cubras a los siervos sagrados de Dios con Tu santo manto, para que así les sean dadas a ellos las gracias para ser fuertes, leales y valientes durante las pruebas que enfrenten. Pide también que ellos cuiden de su rebaño de acuerdo con las verdaderas enseñanzas de la Iglesia Católica.
    Oh Santa Madre de Dios, danos a Tu Iglesia remanente en la Tierra, el don del liderazgo para que así podamos ayudar a llevar a las almas hacia el Reino de Tu Hijo.
    Te pedimos Madre de la Salvación, que mantengas al engañador alejado de los seguidores de Tu Hijo, en su búsqueda de salvaguardar sus almas, para que sean aptos de entrar por las puertas del Nuevo Paraíso en la Tierra. Amén.
    Vayan hijos y recen por la renovación de la Iglesia y por la seguridad de aquellos siervos sagrados que sufrirán por su fe, bajo el imperio del Falso Profeta.

    María, Madre de la Salvación

sábado, 2 de febrero de 2013

LA SOBERBIA.

Decía Keysersberg aquello muy cierto de que "la paz da origen a la riqueza, la riqueza a la soberbia, la soberbia a la guerra, la guerra trae la miseria, la miseria da paso a la humildad y la humildad trae nuevamente la paz".

Me da a mí que caminamos por las veredas, trochas y barrancos de la soberbia, muy cerca ya de su consumación en algún dolor del que, a lo mejor, no escapamos. Claro que algunos andan siempre pensando en rentabilidades y creen, con Napoleón, aquello de que si "el enemigo se equivoca no lo distraigas".

Dimitir y no acabar enfrentando los problemas, dejarse llevar por la corriente de un mundo que se ha vuelto idiota del todo no es, claro, la mejor solución. Por esta parte ya lo avisaba Demóstenes hace muchos siglos: "El que huye ha de combatir nuevamente".