viernes, 8 de marzo de 2013

NO ATEVERSE A MENTIR; NO TENER MIEDO DE DECIR LA VERDAD.

Titulo este post con la célebre frase de León XIII porque muy pocos, desde los púlpitos, están dispuestos a describir la situación actual y, cuando lo hacen, no dicen otra cosa que vaguedades.

En dos entradas anteriores hablaba de esto ("A vueltas con la desunión" y "El Peor de todos los males. Las dos iglesias"). Desgraciadamente es tremendamente difícil  oír, a curas y obispos, hablar con claridad de algo que viene sucediendo desde hace ya algunas décadas dentro de la Iglesia. No hablan a la feligresía con claridad y así, ésta, permanece en la higuera engañada por todos los tontos, malos y pijoprogres. Por eso animo a todos a escuchar la magnífica y esclarecedora homilía de Santiago Martín pinchando AQUÍ.

No hay comentarios: