miércoles, 22 de mayo de 2013

AZNAR.

La izquierda anda notando, tras la entrevista a Aznar en Antena 3, ciertos movimientos de tripas, como si, en cualquier momento, fueran a principiar los nada agradables retorcijones. Mira que si, al final, no les queda ni siquiera el consuelo de que el PP les acompañe en eso de irse a freír espárragos.

¡Solo faltaba! ¡Anda que si la ultrasuperhipergigamegaextemaexaltadamaxiderecha no se muere como todo parece indicar! Por lo visto el malestar es igual de grande en la socialdemocracia del PP, que prefieren un partido pequeñito, bien avenido que les permita pactar con lo que creen que se lleva.

La mayor parte de los votantes del PP han recibido una buena inyección de ánimo. ¿Será posible --se dicen a sí mismos-- que Aznar, o alguien como él, nos saque de casa en las próximas elecciones? ¿Será posible dejar de soñar en la aparición de uno o varios partidos que, en el futuro, vuelvan a conformar un gran partido alternativo a la incontinencia de la estupidez suma?

viernes, 17 de mayo de 2013

WERT Y SU REFORMA.

No la conozco en todos sus términos pero puedo asegurar que no se debe seguir ni un segundo más con la perniciosa sarta de postulados progres. Los populares destacan que hay que acabar con el fracaso escolar, es decir con la ignorancia supina que es la sempiterna propuesta socialista.

Algunos destacan el asunto de la clase de religión como el horror de la reforma. El caso es que sin esa asignatura los chavales no saben, ni de lejos, a qué civilización pertenecen, probablemente la única que existe y que está a punto de fenecer por causa de la lacra socialista. Las alternativas a la civilización occidental comienzan a proponerse siempre tras el destierro de la religión, de la religión de Cristo, claro. Durante el último siglo lo han hecho de ese modo el fascismo, el nazismo, el socialismo, el comunismo... que necesitan como agua de mayo el analfabetismo funcional de la población para poder imponer sus horrorosas tesis... aunque ellos se vean a sí mismos como santos de altar.

Seguramente la ley Wert no será perfecta y, en la medida en que no lo sea, lo será por pura contaminación socialista, pues, en el PP, hay unos cuantos socialistas; pero será mejor siempre una ley con sentido común contaminada por una pizca de socialismo, que una ley socialista ayuna de cualquier grado de sentido común.

La Valenciano está que trina no vaya a ser que dentro de nada le empiecen a dar lecciones los alumnos de la ESO.

jueves, 16 de mayo de 2013

15 M. Y OTRAS EFEMÉRIDES.

Muchos comentaristas ya sólo salvan del moviento las primeras 48 horas. Este exceso se comete porque aún hay quien cree en la superioridad moral de la izquierda. Desde el primer momento --y hay que estar ciego para no verlo-- fue simplemente miedo de la izquierda sociológica a perder aquellas elecciones municipales que, luego, perdieron. La izquierda se transforma en antisistema cuando no está en el poder o teme perderlo, otras consideraciones son de memos. Que Garzón y Mayor Zaragoza vayan a hacerse con la cosa es bastante revelador.

El desastre del PP al tirar a la basura una mayoría absoluta simplemente porque le da la gana, es decir, por hacer la política que todos sus votantes odian, no es cosa que pueda pasar desapercibida. Arriola, la Villalobos y Rajoy han confundido a sus votantes con votantes del PSOE y, sin embargo, este es el error que en ningún caso deberían haber cometido. Esa derecha sociológica se entrenó perfectamente durante más de una década hasta que encontró el partido que le sirvió Aznar, conoce muy bien el hedor PSOE. Que los varones del PP (esa mini España de 1808) se levanten con la excusa del déficit a la carta es bastante esperanzador y quiere decir que, a pesar de algunos, el PP aún existe y quizá España también.

martes, 7 de mayo de 2013

EL ABORTO: ¿TIENE ALGO QUE VER CON ETA?

Según Fernández Díaz no demasiado. Y, esto, es decir lo que se piensa pero con freno y marcha atrás. Le ha podido el alma política, el alma bienqueda, quizá, porque él sabe que el resultado es el mismo: la muerte.

Ese es el objetivo de ambos y en ambos el origen es el mismo: el infierno. En el el caso del aborto y después de que, el infierno, haya echado mano de lo más infecto del intelecto humano, atraviesa hacia el más idiota de los feminismos por la vía del machismo más atroz, astuto y desalmado.

En el caso de ETA, y también originándose en el infierno, atraviesa las trochas y veredas de la "España Negra", echando mano de todos sus instrumentos y de todo el amor a sus oquedades, para combatir a la "España Blanca" dando como resultado el vacío de los vacíos, la inexistencia intelectual y la muerte.

Son lo mismo, aunque no demasiado. Lo malo es que las victimas de ambos caminos del infierno tienen voz o están empezando a tenerla y las dos voces son igual de molestas. El infierno nunca está cómodo cuando se le desenmascara.

domingo, 5 de mayo de 2013

sábado, 4 de mayo de 2013

DERECHO DE PERNADA DEL PSOE.

No son ni una ni dos las manifestaciones de dirigentes del PP en la dirección de ponderar la gigantesca necesidad de un PSOE fuerte, como si la organización más perjudicial y totalitaria que jamás haya existido en España tuviera algún derecho de pernada sobre ellos que son los únicos que, por el momento,  aún no están totalmente en su órbita.

Si hay algún resto de libertad y decencia política en España está en el PP, aunque sólo sea en pequeño grado y decreciendo.

Mucho me temo que la gran reforma de la Administración Pública, que tendrá las intenciones y virtudes ahorradoras que se quiera, no podrá dejar de lado el echo (incuestionable para el gran PP) de resucitar y entregar el poder al PSOE.

Los madinas, las chacones, los rubalcabas, los luenas, las aídos, las pajines... no deben preocuparse mucho (de hecho no están preocupados) porque, por muy mal que les vayan las cosas, los del PP saben que son ellos los niños chipén. La prueba es muy sencilla: obrarán muchas veces contra esRadio, Libertaddigital, Intereconomía... pero pondrán toda la carne en el asador para salvar Prisa, permitir fusiones inicuas de medios de comunicación o entregarán de mil amores al PSOE las televisiones que deberían gestionar ellos.

Es cierto que la gran revolución (que no es otra cosa que que dejar de gastar dinero a espuertas en las memeces inventadas por el PSOE) sólo puede hacerla el PP; el quid de la cuestión consiste en saber adónde hay que mirar y no intentar contentar a los que nunca se van a contentar con nada.