lunes, 6 de octubre de 2014

EL MIEDO EN EL ORIGEN.

En el origen de todas las payasadas del PP.

Lo del ébola es otro episodio del miedo del PP. Miedo a qué votarán aquellos que jamás les van a votar.

Importar una plaga es siempre un error, atender a los españoles fuera de España, y cueste los que cueste, siempre es un acierto y un acto patriótico de primer orden.

Intelegencia es hacer lo que hay que hacer, no porque rente electoralmente o no,  sino porque hay que hacerlo, porque es bueno hacerlo, aunque la izquierda, que siempre es carroñera, pueda parecer ganar la partida y así darlo a entender con risa de hiena. Sabemos que la izquierda (la del sistema y la antisistema, que también pertenece al sistema) hubiese rodeado el congreso (por poner) en caso de no haber traído a esos españoles enfermos de ébola como sabemos que, por sus consecuencias, va a hacerlo ahora. Es simple cuestión de tiempo y lo era cuando aquel primer avión despegó de Sierra Leona, Liberia o de donde fuere.

Hay muchos ex-votantes del PP que ya no están dispuestos a refrendar cobardías. Pensar que según sea la actuación (más o menos inteligente, más de regate corto y táctica engañabobos),  ésta  pueda hacer que cualquier sociedad vaya a pasar del grado elemental es de crédulos amigos de Cebrián y compañía.

Todos los sorayos y arriolas dicen que no hay que preocuparse, aunque la plaga ya esté aquí.

Ya estábamos preocupados cuando la plaga aún no había salido de Sierra Leona.

No hay comentarios: