miércoles, 11 de febrero de 2015

POLÍTICOS HONESTOS.

Políticos honestos, como ciudadanos, hay pocos. Políticos honrados, como los ciudadanos, lo son la mayoría, pero está claro que una sociedad que produce ciento y pico mil muertos al año, así por caprichito, y que pretende solucionar sus problemas votando a los especialistas en ocultamientos, productores de mentiras y violencias, no merece, desde luego, políticos ni honestos ni honrados.