miércoles, 4 de marzo de 2015

Y EN OCCIDENTE CON GANSADAS E IGNORANCIAS TERRIBLES.

Y en Occidente haciendo el ganso con la dichosa interpretación de un libro que no se puede interpretar. Para evitar el tener que agarrar, algún día de estos, el fusil más vale armar las mentes de los occidentales primero. Quizá, de esta manera, podamos evitar lo del fusil.

Posted: 03 Mar 2015 03:31 AM PST

Muslim-Childrean-Learning
Las noticias de la lucha contra el régimen de terror instaurado por el llamado Estado Islámico, cuentan de algunos avances militares en Siria e Irak. Leyendo comentarios de gente experta en Islam, se llega a la conclusión de que –en parte- la raíz de toda la locura del IS está en la interpretación del Corán. Aquí nos encontramos con un problema de fondo que es bueno, al menos, apuntar brevemente.
Escribe Magdi Allan, un periodista de origen egipcio, convertido al cristianismo en 2008, que así como el cristianismo es la religión de Dios que se ha hecho hombre en Jesucristo, “el islam es la religión de Alá,  que se ha hecho texto y se ‘empapela’ en el Corán, después de haber sido relevado a Mahoma a través el arcángel Gabriel”. Explica Allam que de ahí viene la relevancia del libro, que no se puede interpretar porque –según la línea mayoritaria- eso supondría poner en discusión al mismo Alá.
Según Samir Khali Samir, jesuita nacido en Egipto y profesor en Beirut y Roma, el problema de la interpretación literal del Corán está –en efecto- en el centro de la cuestión. En una entrevista de hace unos meses, subraya que en realidad figuras como Avicena sí que llevaron a cabo hace siglos una interpretación de algunos pasajes (por ejemplo, los relativos a los placeres del cielo….), de un modo similar a como los cristianos hacemos con la Biblia: tomar el sentido espiritual de lo que se dice. Es lo que conocían hace siglos como “la intención de la sharia (ley islámica)”. Pero hoy se ha dado marcha atrás (como nos recuerdan las matanzas de "infieles") y es algo que solo se podrá resolver con educación.
En este sentido, el padre Samir indica que es importante notar que “la violencia es un elemento del Islam. La violencia no es un elemento del cristianismo. Cuando los cristianos usaron la violencia en las guerras y demás, no estaban siguiendo el evangelio ni la vida de Cristo. Cuando los musulmanes la usan, están siguiendo el Corán y la sunnah (ejemplo y enseñanzas de Mahoma). Esto es un punto muy importante”.