miércoles, 1 de julio de 2015

EL DESCENSO CULTURAL Y MENTAL.

Esto es cosa que va por minutos y no da tiempo para hacer la crónica dada la enorme velocidad. Debe de ser porque el desnivel es cada vez más pronunciado.

Leo, ahora no sé dónde (puede ser el twitter, el facebook o algún blog de esos que se desgañitan en lo políticamente correcto y en lo que no tiene ni pies ni cabeza) que "el matrimonio igualitario no es un privilegio para los gays es igualdad de derechos". En fin, a estas alturas, no pretendemos persuadir a nadie de nada, entre otras cosas porque no creemos que dicha persuasión sea ya posible, pero el matrimonio lo que trata es de unir a los distintos, como lo son el hombre y la mujer. Claro que en esto de matrimoniar, como en cualquier otro asunto, hay que pensar, aunque sólo sea un poco, y ya no estamos seguros de las reservas occidentales para semejante cosa. No voy a decir que cada cual haga con su culo lo que quiera porque, desde luego, no pueden hacer con él todo lo que pretenden. En esto también debería pensarse al menos medio minuto. En fin, ahí está el Risto Mejide, o como se llame ese pensador, para paliar todas las deficiencias.

Veo en un blog, de esos cercanos a Podemos y supongo que criticando la puesta de largo de Pedro Sánchez, todo un despliegue iconográfico.

En primer lugar iguala la bandera española con la esvástica nazi. Después, en una voltereta circunvolutiva de tamaño cuasi infinito que, dicha bandera, en la que esta vez figura la palabra ESPAÑA no es igual a cristianismo o catolicismo, utilizando la cruz como símbolo. Finaliza la cosa diciendo que ESPAÑA (dentro de la bandera) puede ser igual a la cruz vuelta a abajo, intentando hablar de laicismo, o de satanismo, o de fascismo, o de nazismo, o de marxismo... o de todas estas mierdas que tanto gustan a la mayoría de la gente. La cruz invertida es el símbolo del satanismo que engloba todas las memeces al uso tan extendidas y de las que tan buena cuenta dan las televisiones a todas horas.

Así están las cosas. Tengo que aclarar que si preguntamos por ahí todo el mundo dirá que no le gusta el nazismo, la masonería, el fascismo, el capitalismo atroz, el marxismo... aunque lo ejerza de palabra, pensamiento y hechos continuos.

¡Que nivel, Maribel!

PD.- Leo en un periódico digital que ya es posible leer la mente. No aclara, sin embargo, si esto es un avance científico y tecnológico o, dado el subdesarrollo creciente, cada vez es más fácil hacerlo.

No hay comentarios: