jueves, 24 de diciembre de 2015

¡FELIZ NAVIDAD! Y NO VOY A PEDIR PERDÓN POR MENCIONARLA.

Sirva esta entrada solamente para desear una feliz Navidad a cuantos, de vez en cuando, se dan una vuelta por este blog. También deseo un próspero y feliz 2016, aunque me temo que será un año bastante peor que el presente y, precisamente, por los efectos de éste.

Fue en 1935 cuando Stalin fundó los terroríficos "Frentes Populares" y las las malhadadas "Brigadas Internacionales". De ahí la Guerra Civil que había emprendido veloz carrera en el intento revolucionario prosoviético de 1934 y...

¡Lagarto, lagarto! ¡Ochenta años! ¡El ocho, el número de la buena suerte para los chinos

Y Carmena intentando borrar el recuerdo de quienes impidieron que hoy seamos Corea del Norte. Imagino que ya me habrán llamado franquista 50 veces. Es lo que tiene la historia cuando no se miente sobre lo que de verdad pasó. Los malos se saben muy bien su parte de mentiras... y ¡cómo las machacan!

¡Ojalá me equivoque en lo del 2016! ¡Más vale ponerlo muy mal para que luego no parezca tan malo!

lunes, 21 de diciembre de 2015

OCLOCRACIA.

Esa es la alternativa al gobierno actual. O sigue Rajoy con un gobierno en minoría o llega el gobierno de la plebe, una especie de guerra total contra España y la Iglesia, como ya se desató en los años treinta del siglo pasado, aunque no creo que llegue a tanto porque, al fin y al cabo, apenas quedan ya católicos, ni siquiera entre los curas.

Si gobierna el PP en minoría significará que el bipartidismo no ha muerto, porque obligará al PSOE a permanecer en la oposición, lo que hará que pueda reconstituirse y volver por los caminos de cierto sentido común al que, ZP, renunció.

Lo otro, que el PSOE se eche en manos de los semianalfabetos de Podemos, que pretenden una Cuba y Corea del Norte para España, previo paso por el chavismo, les haría desaparecer, aunque, Pedro Sánchez y Luena salvaran su culo un par de años.

Aunque, en fin, pensándolo bien, la tontería es pensar que el bipartidismo ha muerto, se está reconfigurando: por la derecha cabe poca duda a pensar que todo girará alrededor del PP y, por la izquierda, alrededor del PSOE o de Podemos. El PSOE dirá.